Ataque suicida en Pakistán con un saldo de 31 muertos.

Fue perpetrado en la zona noroeste por un atacante que utilizó un coche bomba y fue reivindicado por talibanes. Otras 60 personas resultaron heridas
Al menos 31 personas, entre ellas 25 soldados, murieron hoy en dos ataques suicidas perpetrados en el convulso noroeste de Pakistán, informaron fuentes policiales. En la ciudad de Doaba (distrito de Hangu), un atacante detonó su coche bomba contra un muro de seguridad al paso de un convoy militar, lo que causó la muerte a 25 soldados y dos civiles. Otras 60 personas resultaron heridas debido a la explosión, que provocó daños en 10 vehículos.

Un portavoz de los insurgentes talibán, muy activos en esa región, reivindicó la autoría del ataque. Agregó que los ataques continuarán hasta que las fuerzas de seguridad paquistaníes se retiren de la región tribal y Estados Unidos suspenda sus ataques aéreos con aviones no tripulados, que han matado a numerosos combatientes talibán y seguidores de Al Qaida.

El viernes, el Ministerio del Interior informó que en los primeros tres meses de 2009 hubo 1.842 ataques terroristas en el país, que mataron a al menos 1.395 personas. Mientras, en la región tribal de Khyber perdieron la vida cuatro personas debido a la explosión de una bomba detonada a distancia, incluido un comandante rebelde. Según el canal de televisión Dawn, el ataque se debió a una disputa entre grupos islamistas rivales.

Comentá la nota