Ataque racista contra un aliado de Obama

Un grupo racista pintó una esvástica sobre el cartel de la entrada de la oficina de un diputado demócrata negro que apoya la reforma del sistema de Salud
En medio de la discusión por la reforma del sistema de Salud en los Estados Unidos, que los grupos ultraconservadores comparan con el Holocausto, los racistas volvieron a mostrar su intolerancia y cometieron un acto vandálico cerca de la oficina del diputado demócrata negro David Scott, aliado del presidente norteamericano y defensor de la propuesta del mandatario.

Los racistas pintaron una esvástica sobre el cartel de la entrada de la oficina del legislador, lo que provocó el enérgico rechazo de la Casa Blanca. "Fue un acto de vandalismo que demuestra como los tonos del debate están ahora fuera de control", dijo Robert Gibbs, el portavoz oficial.

Sucede que las críticas de los sectores políticos más conservadores a la reforma del sistema de Salud el Gobierno lo único que hacen es empujar a los sectores que creen aún en la supremacía blanca para retomar con fuerza sus ataques.

Un claro ejemplo de esas voces que motivan a estos ataques fue la de Sarah Palin, ex candidata republicana a la vicepresidencia, quien criticando el proyecto dijo: "El EEUU que yo conozco no es donde mis padres y mi bebé con Síndrome de Down tendrán que presentarse ante los paneles de la muerte de Obama para que los burócratas puedan decidir, basándose en el juicio subjetivo sobre el nivel de productividad que ofrecen a la sociedad, si merecen o no tener atención médica".

Sin embargo, el crecimiento del racismo en los EEUU no es algo subjetivo, sino también tienen sus bases en estudios realizados. Uno de ellos es el que llevó adelante Southern Poverty Law, una organización que monitorea grupos de extrema derecha. El mismo indicó que luego de que Obama accedió a la Presidencia aumentó el resentimiento en los defensores de la supremacía blanca, publicó el diario Clarín.

Comentá la nota