Un atajo calmó a los vecinos de Open Door

Un camino de tierra firme comenzó a ser construido como vía alternativa mientras se termina de repavimentar la Ruta Provincial 192. La queja principal apunta a la circulación de camiones por la localidad.
La construcción de un atajo o una especie de camino alternativo provisorio hasta que termine de ser repavimentada la Ruta Provincial 192 en su paso por Open Door, calmó los ánimos de algunos vecinos que este miércoles en horas del mediodía efectuaron dos cortes en la principal arteria de la localidad reclamando que dejen de circular camiones por el pueblo.

Con tierra firmemente apisonada, desde esta semana Gabino Ezeiza se transformó en una calle de doble mano por donde pasan todo tipo de vehículos –pero en particular camiones- hasta alcanzar la Ruta 192 a la altura de la urbanización privada "Lomas de San Francisco" o hacia avenida Cabred en dirección a Ruta Provincial 6.

El reclamo por el tránsito de pesados camiones cerealeros en el ejido urbano de Open Door tiene algunos años. Además de Molino Argentino, la instalación de una segunda planta cerealera convirtió al pueblo en un puerto seco o terminal de descarga.

Más allá de los trastornos que causa la circulación de camiones con acoplados por las calles internas de la localidad y el progresivo deterioro del pavimento que esto provoca, la situación se vuelve extremadamente peligrosa ya que el tránsito se incrementa en horario pico como así también durante la entrada y salida de escolares.

Fueron precisamente madres de hijos en edad escolar las que llevaron la voz cantante durante los cortes que por algunas horas interrumpieron la circulación vehicular tanto en avenida Cabred y las vías del Ferrocarril San Martín como en Juan de Dios Filiberto en la curva del Hospital.

Comentá la nota