Atacan la casa de un fiscal

(General Pico) - Por la acción violenta están detenidos dos jóvenes. Es la segunda vez que la vivienda del funcionario judicial sufre un ataque de estas características. Reconocen a autor de la agresión a un jubilado de 83 años.
Dos jóvenes de 18 y 19 años fueron detenidos por la policía ante la sospecha de ser los autores de los destrozos ocasionados a la vivienda ubicada en las calles 18 y 115, propiedad del fiscal, Marcelo Pagano.

Según el vocero, el hecho de vandalismo fue reportado a las 6 de la mañana del miércoles, cuando uno de los ventanales de la casa, de unos 3 metros por 2, fue roto como producto de las piedras que se lanzaron. Se considera que la acción fue realizada con mucha fuerza dado el espesor del vidrio que estaba colocado.

Al ataque a la propiedad le siguió minutos después el destrozo de un parabrisas de un auto Peugeot 206, que estaba estacionado en las inmediaciones de las calles 16 y 103. Alertado el personal de la Comisaría Primera y del Comando de Operaciones se dispuso un operativo en la zona en el cual se detuvo a dos jóvenes que circulaban en una camioneta Chevrolet S10 que, de acuerdo a la fuente ligada a la investigación y las pistas aportadas, serían los autores de los ataques. Los uniformados lograron dar con los sospechosos en la esquina de las calles 24 y 115.

El vocero precisó que ésta es la segunda vez que la vivienda del fiscal Pagano sufre este tipo de roturas, aunque se descartaba que los hechos estén vinculados a su actuación judicial, aunque sí podrían existir otros móviles.

La fuente afirmó que los jóvenes detenidos son oriundos de General Pico, pero que estarían cursando los estudios universitarios fuera de la provincia. Por el receso estudiantil regresaron a su ciudad por unos días, pero ahora deberán rendir cuentas ante la Justicia.

Por cinco pesos.

Por otra parte, uno de los detenidos por la agresión a un jubilado de 83 años, al que le robaron cinco pesos, fue reconocido en rueda de presos como participe de la acción. Así fue confirmado por una fuente judicial. El hecho ocurrió el pasado 6 de julio por la noche, cuando Adolfo Bonilla se encontraba en la puerta del lugar que alquila, ubicado en calles 8 y 109. Allí fue abordado por dos delincuentes que lo golpearon en la cara y después huyeron. Horas después fue detenido uno de los sospechosos, mientras que el segundo fue capturado a la mañana siguiente en un allanamiento. Ambos cuentan con varios antecedentes en delitos.

Ayer, la Justicia debió intervenir para lidiar en un antiguo pleito que mantienen Ariel Ariagno y Héctor Adrián Aguirre, cuyas diferencias personales nacida por cuestiones sentimentales, provocaron denuncias cruzadas por supuestas amenazas. Por el carácter de las mismas, ambos están procesados y con la aplicación de la "probatión" para saldar las condenas. A pesar de ello, una nueva denuncia fue radicada ante la fiscalía de turno, a cargo de Héctor Aberásturi. Según una fuente, Aguirre habría manifestado que ahora fue amenazado con un cuchillo desde una camioneta por Ariagno. Por la reincidencia y ciertas influencias grupales, se teme que puedan existir nuevas acciones violentas entre los involucrados.

Comentá la nota