Asustadinhos.

Asustadinhos.
Brasil trajo a Rosario un equipo B, sin los NBA, por miedo a la gripe A. Argentina, a las 21, con Uruguay.
Brasil llegó al punto de la paranoia: llevó a Rosario un equipo B, sin sus estrellas NBA (Anderson Varejao, Leandrinho y Nené Hilario, este último renunció al equipo hace 10 días), por miedo a contagiarse con el virus H1N1. Para este Súper 4, los brasileños presentarán un plantel de jugadores que se desempeña mayoritariamente en su liga local y que no tienen el atractivo que esperaba la gente. El presidente de la Federación santafesina de básquetbol lo calificó como una falta de respeto y Germán Vaccaro, presidente de la CABB, lo encontró inexplicable. Cuando falta tan poco para el Premundial de Puerto Rico no se entiende cómo una selección puede mandar a su segundo equipo y dañar las relaciones deportivas entre los países. Además, Brasil organizará un torneo similar en Río de Janeiro el 7 y el 8 de agosto...¿Qué dirán si 24 horas antes del inicio se enteran que no van Scola, Leo Gutiérrez ni Paolo Quinteros?

Por su parte, desde las 21, Argentina tendrá una nueva chance de probar su nivel cuando enfrente a Uruguay, que sí contará con su principal figura, el pivote Esteban Batista, aunque Leandro García Moralez se quedó en Montevideo. El base Osimani y el pivote nacionalizado Newsome serán de la partida. Sergio Hernández se mostró conforme con lo realizado hasta aquí. "Por momentos parecimos un equipo que hacía un mes que se estaba entrenando", analizó. Igual, Oveja reconoció que hay mucho por mejorar: "Hubo algunos desajustes defensivos, lógicos por el poco tiempo que se lleva trabajando". Con respecto a los bases, frente a la ausencia de Prigioni, Hernández aún no se preocupa: "Los dos armadores fueron criteriosos, no perdieron el control. Necesitamos que mantengan una línea de juego y una dinámica", explicó sobre Cantero y Figueroa.

Comentá la nota