Asumió Mazzú como nuevo Ministro de Asuntos Sociales.

Asumió Mazzú como nuevo Ministro de Asuntos Sociales.
El ex Intendente de Río Turbio prestó juramento ante el gobernador Peralta y presentó a su equipo de trabajo.
Con el objetivo de “lograr el mejor sistema de salud” del país entre sus principales propuestas, asumió ayer Matías Mazzú como nuevo ministro de Asuntos Sociales, en reemplazo de Jorge Mascheroni, durante un acto presidido por el gobernador Daniel Peralta en el Salón Blanco de Casa de Gobierno

Con un marco notable de público, el flamante funcionario prestó juramento ante el primer mandatario y brindó detalles sobre el equipo de trabajo que lo acompañará en la gestión, integrado por el doctor Sergio Bucovic en la Subsecretaría de Salud Pública; Claudia Martínez en Desarrollo Humano y Economía Social; Estela García en Abordaje Territorial; Miriam García en Niñez, Adolescencia y Familia; Jorge Ferreira en la Coordinación de Políticas Sociales; Diego Robles en la intervención de la Caja de Servicios Sociales y Pablo Perea, confirmado al frente de la Secretaría de Deportes.

Ante la presencia de su familia, de todos los integrantes del Gabinete y gran parte de los intendentes y comisionados de fomento de la provincia, Mazzú manifestó que a los nuevos funcionarios del MAS los une “el compromiso social y personal que tienen con la gestión y con los habitantes de Santa Cruz” y sostuvo que apunta a “lograr que todo el mundo en esta provincia tenga garantizados los derechos básicos que este Gobierno pretende garantizar y que está mandado por la constitución a hacerlo”.

A partir de su experiencia por haber recorrido gran parte del país como Intendente de Río Turbio y como funcionario nacional, indicó que “tenemos uno de los mejores sistemas de salud”, aunque reconoció que “hay que mejorarlo un montón”.

“Tenemos un excelente sistema de salud, excelentes profesionales médicos, enfermeros. Tenemos un recurso humano inigualable”, acotó el funcionario, quien indicó que trabajará para tener el mejor sistema de salud, lo que fue definido como “un objetivo ambicioso”.

En tal sentido, expresó que para lograr ese objetivo “necesitamos el compromiso de todos”, dado que “ésto no lo arregla un Ministro ni un Gobernador”, sino “la comunidad de la salud y la comunidad en general”.

“Vamos a diseñar un programa de salud, un plan de salud, el mejor sistema de salud que merecen por derecho los santacruceños. Ese es un gran desafío y creo que lo vamos a lograr”, reiteró.

En el plano social, Mazzú reconoció una “deuda interna” con los jóvenes y dirigió un mensaje a la gran cantidad de familias que llegan a Santa Cruz “a buscar un nuevo horizonte” en función de las grandes obras y emprendimientos que se están llevando adelante en la provincia. “Los vamos a recibir, los vamos a atender y los vamos a asistir”, dijo.

“Hoy me devuelve la pelota”

En otro tramo de su discurso, el Ministro habló de “tiempos que parecen difíciles o son difíciles”, aunque reveló que ante estos desafíos lo anima la experiencia de su ciudad natal, Río Turbio, a la que definió como “un pueblo que sabe luchar, que sabe trabajar, que sabe derribar muros, que tiene convicciones firmes y que cuando se cae vuelve a levantarse”.

“Siempre gobernar y administrar políticas públicas fue difícil, en épocas de vacas gordas y en épocas de vacas flacas. Hay pocas recetas: la solidaridad es una y la unidad es otra”, sentenció Mazzú, quien pidió que “todos los santacruceños aportemos algo”.

El ex Intendente recordó también el momento en que el por entonces diputado Daniel Peralta fue convocado para asumir la intervención de Yacimientos Carboníferos Río Turbio luego de la tragedia que provocara la muerte de 14 mineros. “Hoy me devuelve la pelota”, graficó Mazzú, quien aseguró que en esta nueva circunstancia “vamos a hacer lo mismo, con fuerza, con convicción y con mucho amor por nuestra gente”.

Por último, se definió a sí mismo como un hombre “muy comprometido con esta vocación de servir desde la función pública y por sobre todas las cosas servir desde la militancia” y reconoció que la convocatoria para sumarse al Gabinete Provincial lo llenó de orgullo.

“Lo posible está hecho, lo imposible se hará”, expresó finalmente.

Comentá la nota