Asumió Marcelo Martino Nuevo delegado del Ministerio de Trabajo apuesta a la unidad de los gremios

El ex titular del Registro Civil reemplazó a Guillermo Lindoso. Adelantó que convocará al diálogo a las distintas facciones sindicalistas que armaron tres CGT.
"Es un desafío importante y una nueva experiencia; pero queremos mantener el diálogo con las distintas CGT y componer a los sindicatos, que el Ministerio sea de puertas abiertas".

Así, el nuevo titular de la sede local del Ministerio de Trabajo, Marcelo Martino, exteriorizó uno de sus mayores anhelos frente a la cartera: lograr la unidad gremial, hoy partida en tres, y con sendas CGT en Pilar.

En ese sentido, el flamante titular del área admitió que la labor no será fácil, pero hasta acá parece contar con el apoyo de la mayoría de los gremios.

Martino, ex secretario del Concejo Deliberante local y ex titular del Registro Civil de Derqui, asumió ayer por la mañana el cargo, en reemplazo del también abogado Guillermo Lindoso, quien se había ido del puesto enfrentado con varios sindicatos, sobre todo los poderosos UOCRA y Camioneros.

De hecho, desde la Unión Obrera habían denunciado públicamente que Lindoso ponía trabas a la hora de las inspecciones gremiales, por ejemplo, en construcciones en countries, o que incluso se "cajoneaban" expedientes.

Sin embargo, Martino se despegó de esas críticas, al señalar "los cambios son una cuestión política, y no porque la delegación haya tenido errores administrativos".

En el acto de asunción de Martino estuvieron presentes el intendente interino Marcelo Castillo, y autoridades del Ministerio de Trabajo bonaerense.

"Para mí es un desafío doble, porque tengo que trabajar por la gestión y por los amigos que me apoyaron, como el intendente Humberto Zúccaro y el senador provincial José Molina", finalizó Martino, quién tendrá bajo su órbita el control de una de las zonas en donde se registran las actividades laborales más complejas, desde fábricas, servicios, personal eventual, doméstico y de seguridad, por ejemplo.

Comentá la nota