Asumió Kunzli en Fontana

Haciendo buena letra y ni bien se produjo el horario de apertura de la Municipalidad de Fontana se hizo presente en la mesa de entrada, el intendente provisional de Fontana, de la Alianza Frente de Todos, Eduardo Kunzli, exhibiendo los documentos que lo acreditaban como intendente por 180 días debido a la corrupción detectada durante la gestión del intendente René Briansó por malos manejos en su administración.
Un radical reemplazo a otro por corrupción. Eso es lo que piensa la gente y así lo decidieron, con pruebas, los concejales para suspender a René Briansó.

Fue una sanción unánime, según lo ratificó hoy el nuevo intendente: "la suspensión de Briansó se debió a que no aceptó los malos manejos de su administración. No fue una decisión antojadiza sino que estuvo avalada por seis de los siete concejales que también fuimos votados por el pueblo". Consideró que "el intendente no puede aceptar los errores del mal manejo de su administración" aclarando "la medida que se toma no alegra a nadie, mucho menos a mí". En ese sentido, graficó que "solamente un loquito querría sentarse en un sillón hoy, adonde tenemos sueldos atrasados, tenemos una desfinanciación en el municipio total, tenemos un montón de deudas que cumplir".

No es para menos, la situación de Fontana es poco menos que explosiva debido a la carga social que tienen sus habitantes y, en especial, a los problemas del municipio que está devastado tanto económica como financieramente

Comentá la nota