Asumió Javier Muchnik como integrante del Superior Tribunal de Justicia

El flamante vocal del STJ llamó a terminar con la soledad de los despachos judiciales y a abrir las puertas del Poder Judicial. Se comprometió a luchar fuertemente para traer a la provincia los juicios orales, para que la sociedad pueda controlar el accionar de los magistrados, pero también el desempeño de los letrados que intervienen en ese proceso.
El doctor Javier Darío Muchnik juró ayer como integrante del Superior Tribunal de Justicia de la Provincia, luego de haber sido designado por el Consejo de la Magistratura y nombrado a través de un decreto por la gobernadora Fabiana Ríos, previo paso por una audiencia pública.

El acto se celebró en el salón principal de la sede del Poder Judicial, encuentro al que asistió un importante número de invitados entre los que se destacaron la gobernadora Ríos; el ministro de Gobierno, Guillermo Aramburu; integrantes del Consejo de la Magistratura; el intendente capitalino, Federico Sciurano; el secretario de Gobierno de la comuna de Río Grande, Pablo Blanco; legisladores de las distintas bancas políticas; integrantes de la Justicia fueguina y demás representantes de las fuerzas vivas.

El comienzo de la ceremonia se demoró más de media hora porque se aguardaba la llegada de la primera mandataria. Luego de su arribo, la presidenta del Superior Tribunal de Justicia, María del Carmen Battaini, tomó juramento al nuevo integrante de ese cuerpo judicial.

Una vez que Muchnik rubricara el acta, se invitó a hacer lo mismo a familiares, autoridades gubernamentales y municipales, amigos y colegas, quienes dejaron expresado su conformidad ante la asunción del flamante magistrado con su firma en el documento.

Por otro lado, el letrado fue consultado respecto a las escuchas telefónicas que en los últimos días trascendieron de manera mediática, en las cuales se estima estaría involucrado y en ese sentido aseguró que accionará judicialmente respecto a las inferencias que se hacen de su persona.

"Accionaré contra todos aquellos que a partir de ese delito pretendan inferir cosas absolutamente espurias y maliciosas", arremetió, al tiempo que consideró que no le producen molestia.

En cambio, reconoció que el proceso que terminó en su designación, marcado por la polémica, fue "extenuante" tanto para él como para su familia.

En tanto calificó como "golpe bajo" a las escuchas ilegales que "sólo logran afectar a la intimidad y la privacidad de cualquier ciudadano".

No obstante, dijo que no pierde el "temple" dado que "los que asumen responsabilidad públicas deben estar acostumbrados a este tipo de detractores que no quieren que la Justicia sea independiente".

Del mismo modo, instó a investigar sus fallos, manera en la que se podrá hallar los motivos y posibles responsables de esta maniobra. "Respecto a mi intimidad yo no doy manifestaciones, no reconozco hechos ilegales y delictivos", fustigó con firmeza.

Sobre el funcionamiento de la Justicia opinó que se deben cambiar las herramientas de trabajo de los jueces, ya que a su entender "una Justicia lenta, con pasos procesales expresamente previstos por códigos que ya han perimido, naturalmente que no puede dar respuestas satisfactorias a la sociedad".

Muchnik llamó a terminar con la "soledad de los despachos judiciales" y a "abrir las puertas del Poder Judicial", y se comprometió a luchar fuertemente para traer a la provincia los juicios orales con el objetivo de que la sociedad pueda controlar el accionar de los jueces, pero también a los letrados que intervienen en ese proceso.

Muchnik reflexionó respecto a una situación sobre la cual también hizo hincapié en la exposición que hiciera en la audiencia pública, y es la relacionada al mensaje que pretende dar a los jóvenes en cuanto al esfuerzo que se debe hacer para lograr las metas que se propongan.

"Este es un logro que quiero compartir con los chicos que hoy tienen la suerte de estudiar acá o en otro lugar, y decirles que pueden progresar y ocupar cargos institucionales dentro de la provincia; hay que apostar a la gente nacida acá, esa es la gente comprometida con el lugar", sostuvo.

Finalmente, aseguró que posee las mejores expectativas para llevar adelante la nueva función, indicó que pondrá "toda la garra" como integrante del STJ y remarcó que está respaldado por "los más de 20 años de carrera judicial".

Comentá la nota