Asuetos por las Fiestas en el sector público

Con el declarado objetivo de que quienes viven lejos de su familia puedan festejar la Navidad y el Año Nuevo con sus seres queridos, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner decretó asueto en la administración pública nacional para el 26 de este mes y el 2 de enero próximo. Quedan exceptuados de la medida los bancos y las entidades financieras.
El decreto 2095 firmado por la Presidenta sostiene que "a fin de participar de las clásicas reuniones familiares que se realizan durante las fiestas de Navidad y Año Nuevo se estima procedente posibilitar el acercamiento de quienes, por diversas causas, se domicilian lejos de sus seres queridos".

Después del anuncio del gobierno nacional, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, anunció que tomará la misma decisión.

"La provincia de Buenos Aires también va a habilitar asueto administrativo para el 26 y el 2 de enero", aseguró Scioli tras presidir un acto en la casa de gobierno provincial, en La Plata.

El ministro del Interior, Florencio Randazzo, explicó que en el artículo 3 del decreto se determina que la norma "no alcanza a los bancos y entidades financieras". Además, en el 2° se exhorta "a los distintos organismos a implementar las medidas que garanticen la continuidad de los servicios esenciales".

Randazzo agregó: "Esta decisión además contribuirá a mejorar la seguridad vial, porque evitará que todos los que quieran viajar tengan que salir al mismo tiempo". Sobre este último punto, el ministro del Interior explicó que este fin de semana largo -el lunes es feriado- y en Navidad y Año Nuevo "habrá restricción en la circulación de camiones para aliviar el tránsito en las rutas de todo el país".

Turismo

Se especula con que, como sucedió en fiestas pasadas de Navidad y de Año Nuevo, la decisión de la Presidenta beneficiará al sector turístico.

"Si bien estos asuetos fueron pensados para facilitar un encuentro familiar para las Fiestas, es lógico que un fin de semana largo estimule que la gente salga de su lugar de residencia. Sin duda que el asueto puede ser un hecho positivo para el turismo", afirmó a LA NACION el director nacional de Promoción Turística, Hugo Sartor.

Según fuentes oficiales, los asuetos que se decretaron para las Fiestas pasadas influyeron positivamente en la afluencia de visitantes a ciudades turísticas. "En diciembre de 2007 Mar del Plata tuvo una gran cantidad de turistas como hacía tiempo no pasaba", sostuvo Sartor.

Comentá la nota