Astrada le pidió a Ortega que se haga un tratamiento y no lo dejó entrenar

El director técnico de River, Leonardo Astrada, no le permitió a Ariel Ortega que se entrene junto a sus compañeros y mantuvo con él una conversación de más de una hora y media en la que le pidió que se interne para tratar su problema de acoholismo.
Ortega llegó al estadio Monumental cerca de las 9.30, y fue al vestuario para cambiarse y comenzar a trotar junto a aquellos futbolistas que no habían sido titulares frente a Lanús.

Sin embargo, y cuando estaba por ingresar a la cancha, Astrada, acompañado por Hernán Díaz y Javier Sodero, lo retuvo y trató de convencerlo respecto a la necesidad de que trate su adicción.

Al término de esa cumbre, a la que también se sumó Matías Almeyda, Ortega se fue sin hacer declaraciones aunque visiblemente molesto por la decisión del cuerpo técnico.

Astrada tampoco quiso explicar qué había pasado: "Lo que tenía que decir lo dije ayer", aclaró.

Por su parte, Almeyda manifestó que lo que Ortega decida "va a estar bien" y que lo importante es "que pueda hacer la vida que se merece, porque primero está el ser humano".

El conflicto se desató durante la madrugada del sábado, cuando Ortega llegó a la concentración de River y le anunció a Astrada que planeaba abandonar la práctica del fútbol porque no se sentía en condiciones anímicas de seguir.

Según trascendió, el cuerpo técnico le habría manifestado que no le permitirá volver a entrenarse hasta tanto comience a tratar su problema.

Comentá la nota