Astori se lanzó a las primarias

Bajo la consigna de “Astori, el cambio seguro”, el líder de una de las corrientes del oficialista Frente Amplio se ubicó en carrera a competirle la candidatura a Pepe Mujica, el nominado presidenciable por el congreso partidario.
Ante un repleto auditorio que colmó las instalaciones del gimnasio del Club Banco Hipotecario y bajo la consigna “Astori, el cambio seguro”, Danilo Astori lanzó su campaña electoral con miras a las elecciones internas de junio de 2009. El ex ministro de Economía de tinte liberal envió varios mensajes hacia la interna del oficialista Frente Amplio. Advirtió que “el único propietario del FA es el pueblo frenteamplista” y por eso dará lucha en las primarias.

En los primeros minutos de su discurso, Astori aprovechó para felicitar al líder del Movimiento Participación Popular (MPP) y ex tupamaro, José Mujica, por la nominación que recibió del congreso del FA y le aseguró que durante la campaña electoral “habrá trabajo frenteamplista y unidad frenteamplista”. No obstante y acto seguido, el líder de Asamblea Uruguay dedicó un capítulo de su oratoria a rechazar la visión de aquellos dirigentes que concluyeron que el resultado de la votación del congreso marcó un debilitamiento de Asamblea Uruguay en la interna del FA. “He escuchado algunas opiniones en el sentido de que he salido derrotado del congreso del Frente Amplio. Desde aquí y ahora, aclaro y contesto que sólo me sentiría derrotado si el Frente Amplio pierde las elecciones del año que viene”, afirmó. “Esa sería una derrota terrible para todos los uruguayos porque significaría retornar a un pasado doloroso”, dijo, en alusión a las gestiones realizadas por los anteriores gobiernos blancos y colorados.

Más adelante, el candidato explícito de Tabaré envió otro mensaje hacia la interna partidaria. “El alma del Frente Amplio es la unidad, porque sin ella no existe. La unidad que incluye, no la que se impone”, dijo luego en referencia a la resolución del congreso frenteamplista, en donde según Astori pesaron los aparatos del MPP y del Partido Comunista para nominar a Mujica, dejando afuera de la decisión final no sólo a Asamblea Uruguay, sino también a Alianza Progresista, el Nuevo Espacio y el Partido Socialista.

A la hora de criticar a la oposición, Astori advirtió que durante la campaña electoral “se enfrentará el país de los miedos contra el país de los hechos”, y luego pasó a destacar uno a uno los logros de la administración de Tabaré Vázquez. En tal sentido, Astori señaló que “éste ha sido un gobierno exitoso y de izquierda” y recordó que “hay 350 mil pobres menos y 80 mil indigentes menos que en marzo de 2005”.

También reivindicó la negociación que el equipo económico encabezado por él llevó adelante ante los organismos internacionales de crédito cuando comenzó la actual gestión de gobierno. “Desde las primeras horas de esta administración, la prioridad fueron los pobres y se les dijo (al FMI y BM) que se negociaría todo, menos los 200 millones de dólares que estaban destinados para el Plan de Emergencia”, recordó.

Además, destacó la cobertura de salud para 400 mil niños gracias a la reforma sanitaria, el hecho de que se haya cuadruplicado el presupuesto para la dirección de Cultura del MEC y la posibilidad cierta de que el año que viene la Educación alcance un presupuesto de 1500 millones de dólares, “algo jamás soñado para la educación pública de este país”, indicó. En este contexto, Astori lanzó otro mensaje hacia la interna partidaria y dijo: “Yo quiero radicalismo en los resultados, no en los discursos”.

Hacia el final, el líder de Asamblea Uruguay hizo un llamamiento para que “trabajadores, empresarios y también los que se fueron y quieren volver, se enamoren de este proyecto” y se vea reflejado no sólo en las elecciones internas del FA, sino también en las presidenciales.

El acto concluyó con una cerrada ovación de los asistentes al grito de “se siente, se siente, Astori presidente”.

Comentá la nota