Assante: la denuncia de legisladores peronistas tiene un trasfondo político

El funcionario provincial justificó la compra de equipamiento usado para la generación de energía eólica, y explicó las ventajas que significarán para la provincia. Dijo que la movida efectuada por diputados de la oposición tiene que ver con prácticas que suelen darse en tiempos de campaña.

El subsecretario de Servicios Públicos de la provincia, Rafael Assante, vinculó a cuestiones politicas la denuncia de diputados peronistas contra el Tribunal de Cuentas debido a la compra de generadores de energía eólica.

El funcionario recordó que nunca se "dijo lo contrario" en relación a la compra de generadores usados por parte de la subsecretaría. Expresó que incluso consta en la documentación que está en expediente, que "queríamos incorporar la generación eólica de la mejor forma posible a la provincia y al mejor costo posible". Explicó que equipamiento de estas características no se fabrica en el país, sino en el extranjero. "Incluso, por el tamaño tampoco se están fabricando, salvo una empresa de Alemania", aclaró.

Asesoramiento

Indicó, además, que "para poder dar el paso de la compra de los equipos se tuvo que, entre otras cosas, consultar a nuestros asesores legales, quienes nos informaron que es viable la adquisición de equipos usados como en este caso".

Assante insistió en que "estos equipos cuestan alrededor de 825,850 dólares el kwh., cuando los nuevos están en el orden de 2.500 dólares kwh". Mencionó que estos aparatos "tienen una expectativa de vida útil de entre 15 y 20 años y, de acuerdo con la evaluación que se hizo tanto de los equipos como de los recursos eólicos, en condiciones óptimas, en el orden de los 5 años de pago y en condiciones de poco viento, estamos en 8 y 9 años que se amortizan estos equipos". Los aparatos se adquirieron en España y demandaron una inversión cercana a los 2 millones de pesos.

"En Europa están cambiando los equipos de pequeña envergadura como los que compramos nosotos, porque los costos de las autorizaciones y de los permisos para el uso de la tierra son muy caros. Entonces en lugares donde se cuenta con un historial de medición y de produccion, por lo general usan el mismo lugar para equipos de mayor porte que en cierta manera es lo que nosotros pretendemos hacer, al menos en esta primera etapa, en el cerro Ancasti", sostuvo.

Además, aseveró: "Durante un año eventualmente y en poco más estaremos realizando mediciones directas de viento y a su vez mediciones indirectas a través de la energía que se genere, y eso nos permitiría tener información para recién entonces hacer un plano o un proyecto de envergadura de una granja eólica importante".

Assante señaló que prefiere mantener "cierta reserva" debido a la investigación a través de un sumario administrativo ordenado por el Tribunal de Cuentas y ante la denuncia efectuada por legisladores peronistas.

"Nunca la subsecretaría estuvo negada a la posibilidad de que alguien, no necesariamente un diputado sino cualquier persona, pudiera acceder a cualquier información que manejamos al respecto, no sólo de los proyectos o de las inversiones sino de cuaquier otra iniciativa. No son cosas secretas ni mucho menos", enfatizó.

Advertidos

"Lamentablemente a esta situación ya la conocíamos. En ciertas épocas o cuando se avecina alguna elección, empezamos a descubrir o a creer que estamos descubriendo cosas que no corresponden", dijo luego.

"Que cada uno se haga cargo de lo que hace. Lo que nosotros tratamos de hacer, aunque nos podemos equivocar por supuesto, es avanzar en las cuestiones que podemos hacer para que la provincia, entre otras cosas, pueda tener sus recursos energéticos disponibles y usables", concluyó.

Comentá la nota