"No me asombra que amenacen a un cura, enfrentamos a gente de dinero"

"No me asombra que amenacen a un cura, enfrentamos a gente de dinero"
Se refirió así a las amenazas a un sacerdote que firmó un documento sobre drogas en villas.
El ministro de Justicia y Seguridad, Aníbal Fernández, dijo este miércoles que no lo "asombra" que haya sido amenazado de muerte uno de los sacerdotes que escribió un fuerte documento sobre la droga en las villas: "Nos estamos enfrentando con personas que tienen mucho dinero", explicó.

Fernández, incluso, advirtió: "Nos van a seguir amenazando, no sólo a los curas, sino a todos los funcionarios que estamos trabajando en ese tema, sólo que nosotros no lo hacemos público".

El funcionario, al ingresar a la reunión anual del Consejo de Seguridad Interior, en el hotel NH City porteño, fue consultado sobre la denuncia realizada por el arzobispo de Buenos Aires, cardenal Jorge Bergoglio, sobre las amenazas de muerte de un sacerdote. "Que haga la denuncia a la policía y nosotros vamos a analizar de dónde viene la llamada", pidió el ministro.

Al respecto, advirtió: "Todos sabemos que nos estamos enfrentando con personas que tienen mucho dinero y cuando nosotros denunciamos, los atacamos y los ponemos presos, rompemos su negocio. Por eso no me asombra".

Bergoglio denunció esta mañana que un sacerdote que trabaja en villas porteñas "fue amenazado" después de haber firmado un documento en el que se advierte que la droga "está despenalizada de hecho" en esos asentamientos urbanos.

"Estas amenazas no son chaucha y palito, porque no sabemos en qué puede terminar", sostuvo el purpurado porteño, quien estimó que las intimidaciones a uno de los integrantes del Movimiento de Sacerdotes para las Villas de Emergencia provienen de los narcotraficantes, a los cuales identificó como "poderosos mercaderes de las tinieblas".

Comentá la nota