Asoma La Dolfina

En el debut del Abierto de Hurlingham de polo, venció por 18-17 a Chapaleufú II; aunque le falta, mejoró su nivel
Era extraño ver a La Dolfina perdedor, como había sucedido en los dos partidos del Abierto de Tortugas. Para un equipo de 40 goles con múltiples pergaminos, el debut en Hurlingham debía tomarse como una reivindicación. Y, en cierta forma, la hubo por duplicado: primero en el marcador, porque comenzó su andar en el segundo torneo de la Triple Corona con un 18-17 ajustado, pero a la vez indiscutido.

En cuanto al nivel, la otra deuda, se notó una clara mejora, aunque todavía le quedan escalones por subir. Con caballos superiores y una mayor concentración en el juego, el equipo de Cambiaso maquilló la cara de esa sombra errante que había sido en sus dos partidos de la temporada. Igualmente, en comparación con el equipo de 2008, está claro que La Dolfina intenta jugar de otra manera. Con el envión de las nuevas reglas, el cuarteto campeón en Palermo de 2005 a 2007 cambió su fisonomía. Pretende ser más abierto y ya excederse en el traslado de la bocha por parte de Adolfito. Ayer se percibió nuevamente. Y respecto de Cambiaso, una de cal y una de arena: tal vez la limitación para las redondillas le juegue en contra, pero debe de ser uno de los jugadores que mejor provocan los foules del rival cuando son los otros quienes aplican ese recurso.

En el balance, el partido mostró buenos pasajes de juego. Pocos partidos en toda la temporada llegan a la marca de 35 goles, con chukkers de hasta seis y un final cerrado y con suspenso. Ese misterio se debió al empuje tradicional de Indios Chapaleufú II, que ganó 4-2 el último parcial y faltando un minuto asustaba al equipo de los 40 goles. Es claro: si un partido entre dos equipos de potenciales muy distintos termina cabeza a cabeza, algo pasó. Y ese algo es que La Dolfina todavía no juega todo lo que puede y, en especial, Chapaleufú II está por encima de lo que se esperaba. Mucho tiene que ver David Stirling, silencioso jugador que le da mucha dinámica al equipo de los Heguy.

Párrafo final para un referato de Juan José Díaz Alberdi y Daniel Boudou que dejó crítica de ambos palenques, lo que se traduce en un desconcierto general. En este sentido, ahora la de cal y la de arena son para Chapa II: es cierto que es uno de los equipos que más protesta, aunque eso hace que a veces paguen platos rotos que no destrozaron.

Ahora La Dolfina jugará contra El Paraíso. Con mejor ánimo para la espera del gran partido: el 80 goles oficial contra Ellerstina.

* Discusiones entre compañeros y rivales

Por momentos el partido tuvo demasiados gritos y peleas entre compañeros y rivales. Una que suele repetirse es la de Bartolomé Castagnola y Lucas Monteverde. Y un cruce que se notó en el partido de Tortugas y se reiteró ayer entre Ignacio Heguy y Adolfo Cambiaso.

Comentá la nota