Asoem denuncia irregularidades en el manejo del personal municipal

Aseguran que se han dado traslados compulsivos, sumarios persecutorios y violación de la carrera escalafonaria. No descartan profundizar la protesta si el Ejecutivo no escucha los planteos.
La Asociación Sindical de Obreros y Empleados Municipales de Santa Fe -Asoem- declaró el estado de alerta y movilización permanente a raíz de “la comprobación fehaciente de conductas y comportamientos antifuncionales e ilegítimos asumidos por parte de las autoridades municipales en desmedro de los derechos estatutarios que le asisten a los trabajadores de planta permanente de la Municipalidad de Santa Fe según la Ley 9.286”.

Entre las irregularidades que “sistemáticamente se vienen presentando” el gremio cita: la superposición de funciones entre la planta política y los trabajadores de planta permanente, traslados compulsivos, sumarios persecutorios, medidas

disciplinarias sin defensa previa, violación de la carrera escalafonaria, manejo discrecional del personal. Además, mencionan intervenciones permanentes a distintas áreas municipales como Cementerios, Apremios Fiscales, Estaciones de Bombeo, Dirección de Tránsito, Vecinales.

Desde el lunes, “todas las reparticiones vamos a estar atentas a los sucesos de la semana próxima , y si en el Ejecutivo municipal no aparecen definiciones claras respecto de todos estos planteos vamos camino a tomar medidas de acción directa que pueden ser por áreas o en toda la Municipalidad”, informó Orlando Giménez, secretario adjunto del gremio.

“No hay intencionalidad política”

Giménez, aclaró que “esto no tiene ninguna intencionalidad política porque, de ser así, hubiésemos tomado la medida antes de que se suspendan las elecciones. Hemos tenido toda la paciencia, entendiendo los trabajadores que la modalidad de esta gestión es distinta a las anteriores; hemos esperado que se produzcan los cambios y correcciones de manera prudente pero a esta altura no podemos tener más paciencia. Necesitamos ver respuestas concretas”.

Dos hechos que sucedieron esta semana colmaron la paciencia y los llevaron a tomar esta medida. En primer lugar, conocieron un decreto del intendente Mario Barletta mediante el cual designó como director de la delegación La Guardia a un trabajador del Concejo Municipal que revestía categoría 17 y se le otorgó la más alta (la N° 23), siendo que en la repartición costera ya había un personal con categoría 21 en condiciones de desempeñar ese cargo. “Habíamos conversado con el Ejecutivo esta posibilidad pero les dijimos que no teníamos inconvenientes de que pase esta persona desde el Concejo, siempre y cuando la designen como personal del gabinete político. Pero al incorporarlo a la planta salta tramos del escalafón sin carrera administrativa, viniendo de otro lado y desplazando a una persona de planta”.

El otro hecho sucedió en el cementerio, donde además de haber superposición de funciones porque “la interventora cumple funciones de directora de programa y en varias ocasiones ha cometido actos que van contra la ley de trabajo, pasa por encima del personal de carrera y obliga a rotar al personal de algunas áreas desconociendo lo que la ley dice al respecto. Un personal de gabinete no puede decidir por sí mismo si un personal de planta rota o no, para eso tiene que firmarse un acuerdo paritario”, detalló el integrante del gremio.

Otros reclamos

Desde el gremio también denunciaron “persecuciones lamentables”. Y citaron algunos ejemplos concretos: “En el área de Hacienda venimos denunciando una actitud arbitraria con sumarios persecutorios, con trabajadores a los que no se les demuestra nada de lo que se les acusa y son separados de sus cargos y trasladados a otras áreas. También se ha dado en la Dirección de Catastro, en Rentas y ahora aparece un sumario en Edificaciones Privadas”.

Giménez agregó que “ya al inicio de la gestión habíamos denunciado sucesos parecidos con la jefa del Departamento de Recaudación, con el jefe del Departamento de Tributos sobre la actividad económica, y en su momento hasta con el propio director de rentas que fue desplazado en su cargo por otro compañero de planta”

La preocupación está centrada en que “nunca se terminaron de sustanciar los sumarios y en los que se sustanciaron todavía están dando vueltas, de este modo queda siempre la marca como que el trabajador tiene la culpa o es responsable de hechos que en definitiva nunca se pudieron comprobar”.

De todos modos, Giménez reconoce que hay demoras en la labor diaria de algunas reparticiones “pero como consecuencia de la falta de personal”, aunque destacó el pronto ingreso a planta permanente de 74 trabajadores que ya concursaron. “Estamos sumamente preocupados porque se ha producido en el último tiempo una superpoblación de trabajadores precarios y queremos que vayan pasando a planta. Esto viene desde la gestión de (Martín) Balbarrey pero en los últimos meses de este gobierno esta situación ha llegado a límites exagerados”,

Según los registros gremiales, hay más de 1.000 trabajadores precarizados con distintos tipos de contratos: pasantías, locación de servicios y planes sociales (PEL).

Comentá la nota