La Asociación de Enfermería cargó contra Ordóñez

La polémica que estalló este verano luego que la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) denunciara un total colapso en la salud pública, por la falta de personal, entre otras problemáticas, sumó ayer un nuevo capítulo. La Asociación de Enfermería de La Pampa se mostró indignada por las últimas declaraciones que el ministro de Salud, Luis Ordóñez, efectuó el jueves, cuando afirmó que, por lo general, todos los servicios tenían una cantidad suficiente de enfermeros.
La entidad emitió un parte de prensa en el que aseguró no encontrar el término adecuado para calificar esa expresión del responsable de la salud pública en la provincia. "No se entiende como puede decir que el personal de enfermería es suficiente, cuando desde hace años sus antecesores en la Subsecretaría (hoy Ministerio) y varios políticos de distintos partidos vienen reconociendo continuamente y preocupándose por la problemática de la falta de enfermeros en la provincia", reza el comunicado.

Tras cartón recordaron que la propia comunidad viene reclamando por el déficit en enfermeros en los centros de salud a los que concurren y que la propia Graciela Ocaña, cuando ocupaba la cartera de Salud en el ámbito nacional, se expresó públicamente sobre el citado déficit y la desproporción de cuatro a uno con los profesionales médicos. Trajeron a colación, además, los proyectos que se gestaron para intentar revertir la situación.

"La presidenta Cristina Fernández expresó su apoyo al proyecto de formación de 45 mil nuevos enfermeros que se necesitan para ser suficientes hoy. El gobernador (Oscar) Jorge firmó en diciembre pasado una aprobación del ejecutivo de un presupuesto de 5 millones de pesos para continuar formando enfermeros en la Universidad Nacional de La Pampa (UNLPam)", resaltaron.

Distorsión.

La Asociación consideró que el único "suficiente" era el ministro, al cual apuntaron como "la persona adecuada para distorsionar y disfrazar la realidad ante su Gobierno y la comunidad". Para los enfermeros, tantos años de Ordóñez dedicado a tareas ajenas a su profesión -fue intendente de su pueblo, Eduardo Castex, entre 1999 y 2007- lo alejaron de la realidad del sistema de salud.

"Eso explica la demora en nombrar al personal que esta en condiciones de ingresar a planta y el desinterés por crear las vacantes necesarias para paliar parcialmente esta agobiante situación, agudizada fundamentalmente en el Hospital de General Acha y en gran parte del interior provincial", expresó la entidad.

El parte, que lleva las firmas de Rubén y Claudio Cabrera, presidente y secretario de la institución, respectivamente, describió una situación del personal de enfermería que coincide más con el panorama descripto por ATE y el gremio de salud en formación que con las expresiones de Ordóñez: "No solo vive recargado, sino que además muchos como en General Acha, perdieron los francos adeudados al finalizar el año y nadie da respuesta alguna por ese abuso. Actualmente se están interrumpiendo las licencias por falta de personal, algo que no registra antecedentes en nuestra provincia, salvo en la emergencia sanitaria del invierno pasado (por la pandemia de Gripe A)".

El escrito denunció, también, que gran parte del personal que se encuentra de licencia, un período de descanso obligatorio contemplado por la Ley, se encuentran haciendo guardias de enfermería con el riesgo que ante un accidente la ART no les reconozca nada. La Asociación solicitó al resto de los responsables de los centros de salud mayor solidaridad con el personal de enfermería y reclamó una audiencia con el subsecretario de Salud, Darío Balsa, para dialogar sobre la problemática que afecta al sector.

Comentá la nota