La Asociación Empresaria reclama diálogo con el agro

Es necesario un diálogo genuino para recrear expectativas favorables, dijo ayer en un comunicado la poderosa Asociación Empresaria Argentina (AEA). De esta manera se anticipa la reunión que mantendrán hoy luego de siete meses el Gobierno y el campo.
"AEA expresa su aspiración de que el mismo resulte en un diálogo genuino que avance en la solución de los problemas existentes en un entorno institucional que permita un funcionamiento transparente de los mercados", dijo la Asociación en la que participan personalmente los titulares de las empresas más importantes del país.

Los miembros de la Asociación dirigen empresas que, en conjunto, facturan 200.000 millones de pesos, exportan por 10.000 millones de dólares y emplean a 300.000 personas.

Jaime Campos, director ejecutivo y vocero de AEA remarcó a Clarín la necesidad de diálogo en el contexto de la gravísima crisis económica internacional que inevitablemente afecta a nuestro país".

Según Campos "los indicadores muestran un deterioro y un diálogo positivo ayudará a mejorar expectativas".

De allí que AEA insista que "es particularmente importante que este encuentro sea el comienzo de una relación de trabajo permanente, ya que esto contribuirá decididamente a recrear expectativas favorables con impacto positivo en el consumo y la actividad económica de la Argentina".

Ayer se conocieron precisamente los datos de la actividad industrial difundidos por el INDEC. Por primera vez el Gobierno admite una caída que es además la mayor desde octubre de 2002 ( ver página 6).

Entre los socios y directivos de AEA están su presidente Luis Pagani (Arcor), Paolo Rocca (Techint), Sebastián Bagó (laboratorios Bagó), Viktor Klima (Volkswagen). Carlos Miguens (Energía) y Aldo Roggio (construtora).

Campos señala que, a diferencia de la crisis de 2002 cuando existía una salida exportadora, esta vez pro la fenomenal crisis global esas puertas se cerraron.

De allí que la Asociación ponga el eje en recrear expectativas favorables para alentar el consumo interno.

Comentá la nota