La Asociación de Abogados quiere restaurar la relación con el Colegio de Azul

El flamante presidente de la Asociación de Abogados, doctor Ricardo Mauhourat, habló con multimedios La Voz de Tandil sobre los objetivos de su gestión. Mejorar la relación con el Colegio de Azul sin resignar el anhelo del departamento judicial y ofrecer nuevos servicios alternativos para resolver conflictos extra judiciales son algunos de los temas de agenda. Sobre la infraestructura judicial, afirmó que acompañarán el deseo de quienes llevan adelante el servicio.
Tal lo informado en ediciones pasadas, los abogados vinculados a la Asociación participaron de comicios para elegir sus nuevas autoridades. Por 83 votos a 68, el doctor Ricardo Mauhourat resultó consagrado por sus pares frente al doctor Guillermo Pianzola.

Mauhourat fue acompañado en la lista por los doctores María Fernanda Alegre Hernando, Rodolfo Corradetti, Atilio Della Maggiora, Carlos Diez Christensen, Ernesto Erramouspe. Alfredo Fairbairn, Gabriel Gullon, Fabián Gutiérrez. María Laura Izuzquiza. Javier López, Silvina Pace, Martín Zubeldía (h), y Ernesto Erramouspe como apoderado.

Ya asumido formalmente en el cargo de la entidad, Mauhourat dialogó con el programa Examen Final de la Am 1560, desde donde ratificó los objetivos de la asociación de cara a los desafíos que se vienen, especialmente vinculados a la necesidad de bregar por mayor infraestructura para el sistema judicial local.

“Creemos que la Asociación de Abogados como entidad intermedia ha ido perdiendo posicionamiento en la sociedad. También hemos visto decaer lo que es la oferta académica que se puede ofrecer desde la entidad y sobre eso vamos a impulsar nuestra tarea”, resumió el letrado.

Sobre siempre compleja relación con el Colegio de Abogados de Azul –del cual depende la Asociación local- indicó que “ha sufrido unos vaivenes importantes, entre la confrontación y algunos momentos mejores. Entendemos que en el último tiempo la relación se fue desmejorando y nosotros pretendemos recobrar la relación, mejorarla, sin perder el objetivo final que tiene que ver con contar con el departamento judicial”.

Afirmó al respecto que cuentan con una misma óptica con el Colegio de Abogados, que “brega por mejorar el servicio de justicia para el departamento, ya sea Tandil, Olavarría y el resto de las ciudades. En función de eso nuestra idea es trabajar en conjunto con el Colegio”.

El abogado eligió la metáfora que se debe construir ladrillo a ladrillo y cuando estén las paredes se podrá colocar el techo. Ese techo sería la cabecera judicial. “La pretensión inmediata es bregar por el mejoramiento del servicio de justicia ya, la cabecera llegará por decantación”.

SERVICIOS

Respecto al servicio de justicia habló sobre una mejor infraestructura, pero así también sobre la implementación de medios alternativos de solución de conflictos, aquellos asuntos que pueden ser resueltos por fuera del marco jurisdiccional (caso la oficia de defensa al consumidor que funciona en la comuna). Nosotros aspiramos a trabajar en lo que hace a mediación y arbitraje que ofrezca a quien necesite un servicio de dilucidación de conflictos que no sea el de la justicia, con eso estaríamos logrando descomprimir el volumen de trabajo del poder judicial.

Con respecto a la inversión necesaria en materia de infraestructura, Mauhourat consideró que la postura de la Asociación es simple: “si para el poder judicial estaba bien el ex policlínico (ferroviario) entendíamos que la Asociación debía alinearse a esa intención, porque en definitiva el lugar será ocupado por los funcionarios judiciales y sus empleados”. Descartando así la mirada de aquellos que insistían en el edificio céntrico del ex Banco Comercial.

Por último el flamante presidente de la Asociación prometió una participación más activa en lo que hace al quehacer de la ciudad. “Tenemos profesionales que pueden verter opiniones en distintos asuntos que atañen al interés ciudadano y que hacen a la vida social de la ciudad”, aseveró.

Cerrando, insistió en que se trabajará mancomunadamente con el poder judicial sobre las necesidades que por éste tiempo demanda el sector, “pero siempre de forma alineada, nunca a contramano o enfrentada”.

Comentá la nota