Asistencia imperfecta: durante el último mes, Cristina pasó una sola vez por Casa de Gobierno

Asistencia imperfecta: durante el último mes, Cristina pasó una sola vez por Casa de Gobierno
Pasó las fiestas en El Calafate. Viajó a Rusia, a Chile y a Chaco. Eligió la Residencia de Olivos para mantener reuniones y hacer anuncios.
Desde el 4 de diciembre, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner pasó solo una vez por Casa de Gobierno. La mandataria pasó las fiestas en su casa de El Calafate, viajó a Rusia, a Chile y a la hora de mantener reuniones y de dar anuncios, prefirió hacerlo desde la Residencia de Olivos.

El período de largas ausencias de la Presidenta en la Casa Rosada comenzó el jueves 4 de diciembre. Ese día, la mandataria emprendió junto con su comitiva un viaje hacia Chile , para conmemorar los 30 años de la mediación en el conflicto por el Canal de Beagle. Luego el 8 de diciembre viajó hacia Rusia para reunirse con su par ruso Dimitry Medvedev y con el primer ministro Vladimir Putin. A su llegada, volvió a armar las valijas y viajó a El Calafate para pasar el fin de semana largo.

Allí pasó, también, la navidad junto a su familia antes de viajar a la provincia de Chaco para inaugurar el puente que une a la ciudad de Aviá Terai con el puerto de Barranqueras.

Sólo volvió a pisar Balcarce 50 el anteúltimo día del año. Ese día, la Presidenta sorprendió a los acreditados en Casa de Gobierno al pasar, por primera vez en lo que va de su gestión, por la Sala de Periodistas.

Allí -de espaldas a una foto que alguien pegó sobre uno de los lockers y en la que puede vérsela con la camiseta de Gimnasia y Esgrima La Plata- la jefa del Estado pidió a los hombres de prensa " que t raten a los oficialistas igual que a los opositores".

Ese mismo día, unas horas antes, había entregado sables e insignias a los oficiales superiores de las Fuerzas Armadas ascendidos recientemente. También se reunió con el titular de CAME, Osvaldo Cornide.

Quizá para aprovechar su estadía, el mismo 30 retó al ministro de Justicia y Seguridad, Aníbal Fernández en un acto que se realizó en Plaza Colón, a espaldas de la sede gubernamental, por la demora en la entrega de unas motocicletas a Gendarmería.

A partir de ese momento, Cristina Fernández no volvió a pasar por su despacho: El Calafate volvió a ser el destino elegido para recibir el nuevo año. Desde allí regresó ayer por la tarde y –según informaron en la Sala de Prensa- hoy tampoco tiene previsto acercarse a la sede gubernamental.

Comentá la nota