Asignaciones universales volcarán 32 millones de pesos al mercado de consumo local

Las medidas de políticas de inclusión social del gobierno nacional a través de diferentes acciones orientadas a incluir a millones de familias que no tenían posibilidad de acceder a bienes básicos de consumo, hoy permite que el sistema de Seguridad Social en esta primera etapa puedan alrededor de 2,7 millones de niños y adolescentes reciban la asignación universal por hijo que representa unos 486 millones de pesos por mes que se inyectaran al mercado de consumo.

Esto se suma a lo que recibirán además los 3.5 millones de jubilados del país que fueron incluidos al sistema jubilatorio por ley, quienes también recibirán una aguinaldo adicional por fin de año.

Desde el gobierno provincial a través de la subsecretaria de Defensa del Consumidor y Usuario, además de señalarse estos datos, se significó que "todos estos recursos indudablemente son volcados al mercado de consumo que beneficia no sólo al destinatario de las asignaciones sino también a toda la actividad comercial en sus diferentes escalas".

Se dejó en claro que "ningún comercio debe sentirse excluido de esta decisión del Gobierno Nacional que por otra parte, para poder duplicar las asignaciones que recibirían en el mes de diciembre los beneficiarios del programa de asignación universal por hijo", para lo cual se acordó su instrumentación en todo el país.

En este marco es que se significó que lo convenido es "no sólo con las grandes cadenas nacionales de supermercados, sino también con los supermercados y comercios menores nucleados en las diferentes cámaras y asociaciones del país, como lo ratifican la adhesión de la Cámara Argentina de Supermercados (CAS), la Federación Argentina de Supermercados y Autoservicios (FASA), la Cámara de Supermercados Chinos, entre otras".

Crédito

Fue señalado que también por este acuerdo los beneficiarios podrán acceder a una tarjeta de compra otorgada por el supermercado adelantando el consumo, seleccionando el supermercado o comercio adherido, comprometiendo con este una parte o el total de su asignación, para gastarlo en ese local. Para ello recibirá una tarjeta con un valor en función del monto comprometido y de lo que perciba por asignación universal

La adhesión de los supermercados a esta decisión es voluntaria, así como la de los beneficiarios, quienes podrán en un futuro, mes a mes, efectuar estas compras.

Además de la posibilidad que tienen las cadenas nacionales de otorgar sus tarjetas de compra, se pensó desde el Gobierno Nacional, en todos los comercios (supermercados) que no la tengan, incorporando para ello a la tarjeta Cabal, para que los supermercados, autoservicios y almacenes, entre otras bocas de expendio en las provincias, puedan sumarse a esta iniciativa, dado que aquellos locales que dispongan del posnet y adherido al sistema de debito los habilita a acceder al beneficio de manera voluntaria.

"Se cumple uno de los objetivos de la medida cuyo uno de sus ejes es el combate a la evasión fiscal, ya que todas estas compras a través de este sistema quedan registradas; mientras que el otros eje pasa por la inclusión al sumar a millones de argentinos que no tenían ninguna posibilidad de acceder a un crédito, ahora si son considerados como sujetos de crédito", fue subrayado.

"Trabajar en una primer instancia con el rubro supermercadista, supone que lo que se busca es garantizar a los beneficiarios el acceso a los bienes básicos de consumo como lo son los alimentos. Esto de ninguna manera agotaría las posibilidades de que se incorporen otros rubros que forman parte del circuito comercial y del mercado de consumo", se indicó. Incluso se alude a que no se busca beneficiar a un sector comercial en particular, sino que el comercio adherido al venderle a plazo al beneficiario que lo elija como destinatario de sus compras mensuales, con lo cual la medida le permitirá fidelizar clientes.

En Formosa

De acuerdo a lo señalado por el subsecretario de Defensa del Consumidor, Edgar Pérez, en Formosa aproximadamente en esta primer etapa alrededor de 110 mil niños recibirían este beneficio –asignación universal-, lo que implicaría la inyección al circuito comercial de aproximadamente 19.8 millones de pesos, lo que para capital superarían ampliamente los nueve millones de pesos.

Indicó que si a eso le sumamos que en la actualidad la decisión del gobierno provincial de reemplazar las cajas alimentarias por la Tarjeta Social, permitió que hoy alrededor de 14.500 beneficiarios puedan destinar más de 1.2 millones de pesos al mercado de consumo en catorce supermercados y autoservicios de barrios (34 bocas de expendio), tendríamos que sólo en Formosa capital, más de 11.1 millones de pesos se inyectan ya al mercado de consumo, independientemente del acuerdo nacional con los supermercados que es una decisión más que se suma a esta política de inclusión social.

Añadió por otra parte, en este caso tomando al beneficio del aguinaldo adicional que recibirán los alrededor de 61.000 nuevos jubilados y pensionados en nuestra provincia, se tendría un aporte superior a los 11.7 millones de pesos extra para este fin de año.

Esto equivale a concluir que para este fin de año e inicio de 2010, se habrá volcado a la plaza financiera local más de 32 millones de pesos.

Trabajo que continúa

Fue señalado que "precisamente porque se busca controlar que no haya ningún tipo de fraude y que el beneficiario de la asignación universal por hijo puedan tener la tranquilidad de efectuar las compras en los comercios adheridos y que estos puedan recibir en sus cuentas en tiempo y forma los gastos efectuados en su comercio por los beneficiarios, es que se continua trabajando desde el Gobierno Nacional para que cuanto antes se pueda materializar e instrumentar este acuerdo en todo el país".

Comentá la nota