La asignación es independiente de si el padre trabaja o no

La ministra de Desarrollo de la provincia aclaró los alcances del beneficio anunciado por Cristina.
Tras los anuncios que realizó la Presidenta, Cristina de Kirchner, la semana pasada, sobre el destino de $180 millones para asignaciones familiares destinadas a los menores de 18 años, la ministra de Desarrollo de la provincia, Silvia Ruggeri, aclaró que esta medida incluye a los desocupados y a aquellas personas que están trabajando en la economía no formal, incluidos los discapacitados.

"Es una asignación familiar por hijo universal, independientemente de que la persona o el padre de familia o titular responsable del sostenimiento de los hijos, trabajara o tuviera un carácter de desocupado, o muchos de ellos trabajadores que están en negro y que no reciben una asignación familiar por hijo o por chico discapacitado, sin límite de edad", puntualizó Ruggeri.

Entre otros puntos, la funcionaria local destacó que en los próximos días habrá que ver cómo se va a implementar esto ya que de acuerdo con el decreto, el órgano de aplicación, que es Anses, será el encargado de implementar y hacer esto, inclusive del seguimiento y control.

El decreto plantea que el órgano de aplicación será Anses y detalla que un 80% de estos recursos, directamente, estará en manos de los beneficiarios a través de una tarjeta magnética y un 20%, que sería una especie de capitalización, una cuenta de ahorro para los chicos. La transferencia es para los adultos que sean los responsables de la crianza de los hijos", agregó la ministra.

Si bien el anuncio fue visto con buenos ojos en algunos ámbitos, en otros generó varias críticas, porque por ejemplo, para la oposición este nuncio de los K es "clientelismo político".

Incompatibilidades sin detallar

Otro de las incógnitas que se generaron en torno a esta medida, es que aún falta determinar cuáles son las incompatibilidades para poner en marcha estos subsidios. "En realidad no está especificado qué programas abarca y qué programas no y con qué programas o qué prestaciones sería incompatible, pero sí el decreto dice prestaciones contributivas y no contributivas que no serían susceptibles de ser destinatarias de este servicio. Incluye dentro del marco de esto a los monotributistas sociales", dijo Ruggeri.

Comentá la nota