Asignación por Hijo: dicen que quita obreras al ajo

Según los productores, la Asignación por Hijo les saca a un 30% de mujeres que trabajan en empaque. Aseguran que los obliga a retrasar varias entregas.
Unas 4.000 mujeres son ocupadas cada año para realizar el empaque de ajo en San Juan ya que, según los productores, ellas tiene mejor manejo y cuidado en la manipulación del producto, y es por esto que las buscan. La Cámara de Ajeros asegura que este año, como consecuencia de la implementación del régimen de Asignación Universal por Hijo se reducirá en un 30% la mano de obra femenina por miedo a perder el plan.

Desde el Registro Nacional de Trabajadores Rurales y Empleadores (Renatre) creen que puede ser una buena excusa para convencerlas de estar en negro. La temporada de empaque transcurre entre los meses de noviembre a marzo de cada año. "El 80% del total de personas que se utilizan para el empaque de ajos son mujeres. A lo largo del tiempo hemos comprobado que trabajan con más cuidado y dedicación, cuestión que nos permite salir con un producto de buena calidad para la exportación", asegura Alfredo Figueroa titular de la Cámara de Ajeros de San Juan.

Desde esta entidad enfatizan que para la cosecha no tienen problema porque en su mayoría son hombres los que ocupan, pero la dificultad aparece con las mujeres que trabajan en el empaque: "tenemos menos mujeres para esta tarea. Entendemos que con la implementación de la Asignación por Hijo muchas tienen miedo de perder el beneficio y por eso no quieren trabajar".

Con este panorama, los productores aseguran que se extenderá el tiempo de empaque o tendrán que contratar varones para esa tarea.

La otra cara de la moneda es planteada desde el gremio de los trabajadores rurales Renatre, donde creen que puede ser una buena excusa para que muchas mujeres trabajen en negro. "El sector de los ajeros tiene gran resistencia a blanquear los empleados temporarios y tal vez la intención de trabajar de algunas mujeres sumada a la complicidad de los productores derive en mujeres trabajando en negro", indicó Oscar Bernard, titular del gremio rural.

La ley que rige el trabajo agrario es la 22.248 y la inscripción de los obreros temporarios se realiza completando un formulario de AFIP que se baja de la página del organismo y se llena de manera manual.

Bruno Perín, productor y empresario ajero, asegura que "con la mala implementación de las políticas sociales por parte del gobierno termina sucediendo esto. La gente tiene un plan social y no quiere trabajar, porque en muchos casos ni les conviene hacerlo".

Hay sectores de la agricultura sanjuanina a los que también les preocupa la falta de mano de obra debido a la cantidad de planes sociales.

Manuel Urnicia, viñatero y dirigente de la federación que los nuclea, observa un panorama sombrío con esta situación, porque asegura que "mientras les sigan dando plata ¿para qué van a trabajar?, en esta vendimia vamos a tener serios inconvenientes con la mano de obra. Si no llegan los trabajadores \'golondrinas\' estamos fritos".

Comentá la nota