Asignación por hijo: los beneficiarios ya están en los padrones y no tendrán que hacer trámites

La aplicación de la asignación familiar por hijo dispuesto por el gobierno nacional, llegará en forma directa a 240.000 beneficiarios chaqueños en una primera instancia, que se traducirá en el ingreso de fondos nacionales a la provincia por cerca de 400 millones de pesos, según reconoció el propio gobernador Jorge Capitanich y sus ministros de Desarrollo Social y Economía, Betty Bogado y Eduardo Aguilar.

Dejaron claro que estos cientos de miles de beneficiarios a los que se refieren, no tendrán que hacer tramitación alguna porque forma parte del padrón que surge del Plan Familia y de otros planes por lo que de manera automática tendrán su liquidación, por eso desde la provincia hablan que el impacto será mucho mayor, ya que para el resto de los que no están incluidos tendrán que empezar a trabajar de manera coordinada con oras áreas para posibilitar el acceso a esta asignación.

Capitanich indicó que "estamos trabajando con el Estado nacional para la provisión de bases de datos que involucran jubilados y pensionados de carácter provincial, beneficiarios de programas sociales de carácter provincial o nacional y la asignación de todos los parámetros de personas registradas en distintas bases de datos de nuestra provincia a efectos de poder instrumentar de un modo automático el sistema a partir del mes de diciembre de este año".

"Consideramos importante destacar que al tener cerca de 240.000 beneficiarios estamos agregando a un sistema de transferencia que tiene que ver con las pensiones no contributivas, donde la provincia tiene 62.333 personas que implica 500 millones de pesos de transferencias nacionales a la provincia, las que sumadas a la de asignación por hijo equivalen a 900 millones de pesos", resaltó el mandatario.

"Entendemos que el impacto de la asignación familiar por hijo en términos de crecimiento del producto bruto interno puede llegar en el Chaco a 3 por ciento, esto implica un volumen de crecimiento de la demanda agregada, por eso estamos trabajando en el control de precios y convocamos a comerciantes y supermercadistas para hace runa canasta navideña, una canasta de acuerdo escolar, para que de esta manera establecer un sistema coordinado de intervención del Estado".

La ministra Betty Bogado dijo que "desde el punto de vista político tenemos que decir que es una clara respuesta reparadora con un criterio de redistribución de la riqueza que tiende a garantizar un ingreso para todos los niños que han sido excluidos y fueron desprotegidos en todo el proceso neoliberal".

"Este beneficio garantiza un ingreso a sectores que están excluidos en materia social y económica, pero además conlleva a la posibilidad de ejercitar otros derechos como el derecho a la identidad, porque para que se pueda acceder al beneficio todos los niños deben tener su documento y aunque no lo crean en el Chaco hay miles de chicos que no lo tiene. También garantiza otros derechos por las exigencias del beneficio, ya que se pide el control sanitario, vacunación y el acceso al sistema educativo público".

Comentá la nota