Ashira espera que reconozcan mayores costos desde el 2008.

La empresa Ashira está aguardando que el municipio reconozca el pedido de mayores costos que elevó a fines del 2008. Mientras tanto, la firma de higiene urbana sobrelleva una difícil situación que incluye subas importantes en los insumos y reajuste de haberes en los salarios de los trabajadores, sin que hasta el momento haya habido despidos o suspensiones o se resintiera el servicio prestado.
El gerente local de Ashira, Ariel Soto, señaló que “como todas las empresas estamos pasando por un momento difícil porque todos los insumos han aumentado y los sueldos van variando constantemente, mientras que no hay ajuste de mayores costo, así que se nos hace difícil mantenernos”.

“No obstante, hasta hoy, la empresa tiene todos sus empleados, con sus sueldos al día y los servicios se cumplen en forma normal”, aseguró.

Asimismo, el directivo puntualizó que “no tenemos suspensiones ni despidos y solamente tomamos personal eventual para reemplazos por vacaciones, pero no hay incorporaciones al personal permanente”.

Soto remarcó que “en la empresa tenemos equipos sofisticados que tienen un costo de mantenimiento elevado, y sumado a los insumos que consumimos como bolsas y combustible, se hace muy difícil. Pese a esto, se hace el esfuerzo para sobrellevar la situación”.

En lo que hace a reclamos salariales, Soto dijo que “todavía no sabemos nada, todavía estamos esperando la resolución de mayores costos solicitados el año pasado. Estamos a la espera de este tema”.

Mientras tanto, el gerente resaltó que “los servicios se prestan en forma normal, e incluso tenemos apoyos por tormentas o eventualidad extraordinaria. Se cumple con todo en forma normal”.

El pedido

Según se había informado oportunamente a fines del 2008, la empresa Ashira buscaba un 16,85% de reajuste en lo que percibe por sus servicios. El propio gerente había explicado en ese momento que “se fundamenta en varios puntos. Por un lado, ha habido un aumento de los insumos que nosotros utilizamos para la prestación de servicios, como gasoil, lubricante, bolsas para el barrido manual, cubiertas de los vehículos. Además, lo más importante es la suba de los haberes de los empleados, que ha sido significativo a lo largo del año”.

El directivo de la empresa de higiene urbana había detallado públicamente que “en Junín, Ashira tiene 95 empleados fijos, y el número sube a 110 si se cuenta con los empleados eventuales, que reemplazan casos de enfermedades o accidentes”.

El contrato que tiene la empresa con el municipio se extiende desde abril de 2007 y por cinco años, hasta el 2012.

Comentá la nota