El asesino, avezado tirador y amante del ping-pong

Tenía gran afición por las armas y coleccionaba películas de terror
BERLIN.- Tim Kretschmer, el autor del baño de sangre en un colegio del sudoeste de Alemania, era un joven relativamente normal cuya única característica extraña era su amor por las armas y el conocimiento que tenía de éstas, afirmaron amigos del asesino en masa.

"El tenía el perfil medio de un alumno, no era violento. Su familia era completamente normal; lo único que llamaba la atención en él era que sabía mucho de armas", dijo un ex compañero de Kretschmer en declaraciones difundidas por la página web del diario Stuttgarter Nachrichten .

Los padres de Tim Kretschmer poseían legalmente una colección de armas. Cuando la policía fue a revisarla, después de la masacre de ayer, faltaba una de ellas. El propio Kretschmer era un gran tirador, como lo demostró varias veces con munición de goma.

"Todos los días disparaba en un bosque. En dos ocasiones organicé con él batallas con munición de goma, nos poníamos anteojos de protección y empezábamos a tirotearnos. Eso fue hace mucho tiempo, él siempre acertaba", dice su ex compañero.

Otras fuentes afirman que Tim Kretschmer solía presumir de la relativa riqueza de su padre, un empresario mediano, y del dinero que recibía para sus gastos corrientes.

"Con frecuencia practicábamos con pistolas de aire y de aire comprimido en el sótano de su padre", dijo un joven que se identificó como Dustin a la emisora de televisión n-tv. "Siempre que disparaba daba en el blanco."

"Obtenía casi todo lo que quería", añadió. "Era tranquilo cuando estaba en la escuela y nunca iba a fiestas. Tenía amigos, pero no muchos. Ellos estaban interesados en él sólo porque tenía dinero."

Pobre rendimiento escolar

Otros conocidos describieron a Kretschmer como un fanático del ping-pong, que poseía un arsenal de armas de aire comprimido y cientos de películas de terror en su dormitorio, según relataron al diario Die Welt .

El rendimiento escolar del joven era de pobre a insuficiente. "Se puede decir que desde que estaba en la Realschule [la escuela secundaria en Alemania] pasó con lo justo cada año", indicó Mario H.

Entretanto, la propietaria del club de tiradores que frecuentaban Kretschmer y su padre los describió como personas amables. El joven era "bien parecido" y nunca tomó alcohol en el club. "Nunca hubiese soñado que era capaz de hacer algo semejante", indicó.

Según Heribert Rech, ministro del Interior del estado federado de Baden-Württenberg, Kretschmer había obtenido un título intermedio en el colegio donde perpetró la masacre y actualmente continuaba su formación en otro centro.

Comportamiento previo

Los motivos que llevaron a Tim Kretschmer a ejecutar la matanza son una incógnita: "No hay nada que hubiera hecho pensar que el joven pudiera mirar hacia el futuro con miedo", dijo Rech en una conferencia de prensa.

Algo que llamó la atención de los responsables de la investigación es que la mayor parte de las víctimas en el colegio fueron chicas, según apuntó Rech, aunque advirtió que todavía es demasiado pronto para sacar conclusiones.

El jefe de la policía de Baden-Württenberg, Erwin Hetger, sostuvo, por su parte, que "no hay nada de lo que se sepa del comportamiento que tuvo en los últimos meses Tim Kretschmer que pueda interpretarse como un anuncio de la masacre".

"La matanza no se anunció y no hemos sabido de ningún comportamiento del joven que llamase la atención", dijo Hetger, que agregó que el hecho era, por ahora, "inexplicable".

Comentá la nota