El IPS aseguró que no repartió a sus afiliados medicamentos ‘truchos’

Los integrantes del Instituto Provincial de la Salud (IPS), señalaron ayer que no se repartió entre los afiliados medicamentos que se sindican como supuestamente "truchos", en una causa que sigue a nivel nacional el juez Norberto Oyarbide.
Las consultas a la obra social surgieron luego de conocer que la droguería San Pablo, a la que se le hizo un allanamiento en el marco de esta causa, había sido proveedora de la obra social provincial durante, al menos, los últimos 10 años.

Se aseguró que la droguería solo participó en una licitación en lo que va de 2009. Aunque fue preadjucataria de este proceso, el IPS decidió rechazar la adjudicación porque, según se indicó, había tenido algunos problemas administrativos en situaciones anteriores. Este proceso, que fue en abril aproximadamente, le siguió el secuestro de los medicamentos por orden del ANMAT, tras conocerse la posibilidad de que hayan sido adulterados.

La licitación era justamente para adquirir medicamentos para Planes Especiales (Oncológicos, HIV, Transplantas y descuentos especiales), justamente las drogas que se sospecha, fueron adulteradas y repartidas en distintas obras sociales.

Posteriormente, se informó que antes las distintas denuncias que había dispuesto el IPS por las irregularidades administrativas, la droguería fue suspendida en el Registro General de Contratistas de la Provincia. Esto le imposibilitó presentarse nuevamente en licitación alguna, y, según lo informado por el IPS, provocó que no exista en stock de su Farmacia "medicamentos provistos por dicha droguería".

Por último, las autoridades de la obra social provincial informaron, "para tranquilidad de nuestros afiliados", que los medicamentos que se sospecha, habrían sido adulterados, nunca fueron utilizados ni provistos por el IPS a los afiliados.

Comentá la nota