Asegurar el auto es cada día más caro

Asegurar el auto es cada día más caro
En 2008, el alza superó el 30%; en marzo volverían los incrementos.
Al incremento del precio del combustible, los repuestos y la mano de obra, se sumó el año pasado el de otro desembolso para los propietarios de automóviles: el seguro. De forma escalonada, el costo de las pólizas acumuló más del 30% de suba en promedio para los distintos vehículos, según empresas consultadas por LA NACION.

Afectado por la creciente siniestralidad, por la combinación del parque automotor creciente y la retrasada infraestructura vial, además del generalizado aumento de costos operativos y de mano de obra, argumentan las aseguradoras, este porcentaje siempre resulta insuficiente en el cierre de los balances. Por eso, algunas compañías volvieron a aplicar retoques desde el 1º de enero, y otras los tienen previstos para marzo o abril.

La prima de responsabilidad civil, el componente fijo del seguro que cubre daños a terceros, que es obligatoria, reflejó esta variación porcentual.

En cambio, la cobertura de cascos, que comprende daños materiales por accidentes, incendio, robo o hurto, se mantuvo, en general, estable, aunque varió en función del reacomodamiento del precio de los vehículos.

Es decir, al trepar el precio de los autos, la tasa se multiplicó por una suma mayor y, por lo tanto, el precio de la póliza aumentó en la renovación semestral, difundida en el mercado.

En Federación Patronal, los ajustes se dieron en marzo, julio y noviembre, y fueron de entre el 11 y el 15% en cada oportunidad, elevaron considerablemente la prima de responsabilidad civil. "Se proyecta un ajuste que probablemente sea en abril", dijo el subencargado de producción de automotores, Oscar Navarrete.

Cada compañía lleva sus propias estadísticas de siniestralidad, en las que miden frecuencia e intensidad. La primera de estas cualidades es la que se impuso en los últimos tiempos. Pero no sólo eso. La judicialidad de los siniestros es otro de los factores que también siguió una vía ascendente.

En Liberty, donde hubo cinco subas durante 2008, denuncian imprevisibilidad jurídica tiene sobre las compañías.

La Cooperativa de Seguros Rivadavia, que contabiliza 350.000 vehículos, también aplicó tres incrementos en 2008, en este caso, del orden del 10% cada uno, en promedio, pues existen en el país cerca de 21 tarifas, precisó José Luis Varela López, gerente general. "Los clientes comenzarán a elegir, lamentablemente, la compañía por el precio, lo cual seguramente implique un riesgo más alto, y no, como debe ser, por el respaldo."

Selectividad

En el mismo sentido, Carlos Villanueva, jefe del área de La Segunda, dijo a LA NACION: "Auguro una baja en la calidad de la cobertura: es posible que los clientes roten desde las más completas a otras más sencillas,

En Mapfre, otra de las compañías con más asegurados dicen que las subas no fueron suficientes para lograr un equilibrio. "Continuaremos analizando la siniestralidad para determinar si es necesario otro ajuste", dijo el director Jorge Flores.

En Zurich prefirieron no hablar de números: "Las actualizaciones más frecuentes se dieron sobre la suma asegurada de los vehículos, necesaria para garantizarle a nuestros clientes el valor de reposición. Esto tiene impacto en las primas". Allí, como apuntaron en otras aseguradoras, se busca ser "responsables en la correcta asignación de precios".

"Abril, agosto y septiembre fueron las fechas de incremento en Sancor Seguros", dijo el responsable de automotores, Henry Berardi. "Cuando hay desviaciones en siniestralidad, hacemos ajustes. Además, tenemos la actitud de atender siniestros rápidamente, pagar y evitar ir a juicio", respondió. Este año, se espera que el sector detenga la expansión que tuvo, siguiendo el pulso del mercado automotor.

Comentá la nota