Asegurando El Bolsillo

Los diputados por el oficialismo podrán pedir una licencia en su cargo para desempeñar otros cargos, pero no perderán la banca por eso. Para eso modificaron el Reglamento Interno de la Cámara, pero dijeron que lo hacían por otros motivos.
Incluso el diario Clarín se comió el estupendo amague del PJ y publicó un artículo en el que sostiene que esa modificación será para despedir a "los diputados que no trabajan", algo que está tan lejos de la realidad como Chubut de Buenos Aires.

“No me voy a ir”. Enfático, seguro y casi convincente el jefe del bloque de diputados del PJ Javier Touriñán negó que la ley que permitirá los reemplazos de los legisladores sea un traje a medida para que él u otros de sus “compañeros” puedan ejercer funciones en el Poder Ejecutivo, sin que corra peligro su banca en la Legislatura.

La mayoría legislativa del PJ habilitó ayer la ley de suplencias que no estaba prevista ni en el Reglamento Interno de la Cámara, ni en la Constitución. La Carta Magna dice claramente que aquel diputado que acepta un cargo nacional o provincial “cesa automáticamente en su condición de legislador”.

Pero ahora los diputados que se vean tentados a ejercer una función en el Poder Legislativo podrán tener un reemplazante, pero sin que esto constituya el riesgo de perder su “derecho” a regresar a la banca.

Meses atrás el diputado Jorge Pitiot se vio imposibilitado de asumir como gerente de la Cooperativa de Trelew porque “nadie” le aseguraba que podía retener su condición de legislador electo.

“Acá se modifican las leyes de acuerdo a las necesidades del oficialismo. Ahora se crea esta ley para que algunos diputados puedan ejercer funciones en el Poder Ejecutivo”, señaló el diputado del ARI Fernando Urbano, el único miembro de la oposición, tras el retiro del recinto de los legisladores de la UCR.-

Comentá la nota