Aseguran que siguen en baja los casos de Leishmaniasis

El secretario de Servicios de Salud, Francisco Ryan, aseguró que los casos de leishmaniasis en la provincia comenzaron a bajar desde el 1997 y hasta el 2009, según las estadísticas que tiene en su poder el Ministerio de Salud.
Sin embargo, con la baja de casos se dio también el cambio de hábitat del mosquito "torito" (científicamente conocido como Lutzoma longipalpis), que transmite la enfermedad. Y es que como los desmontes "rompen" con su hábitat en las zonas rurales, los insectos que transmiten l enfermedad trasladan a zonas periurbanas.

Según Ryan la enfermedad presentó dos brotes en el período de 12 años. El primero fue en 1998, cuando se registraron 913 casos, y en el 2002, cuando hubo 510 casos. "Desde ese momento que viene descendiendo (el número de casos detectados), en forma significativa", sostuvo. Ya en el 2008 se registraron 89 casos, 81 de ellos de leishmaniasis cutánea, y 8 de la mucosa.

Las estadísticas del año que pasó, indican que se tuvo un total de 90 casos en 2009, de los cuales 77 son de leishamniasis cutánea y 13 de la mucosa. Ryan indicó que hasta el momento, la leishmaniasis viceral (que es la forma más grave de esta enfermedad), no fue detectada en ninguno de los casos.

Las consultas a Ryan sobrevinieron luego de que se atendieran en un corto lapso varios casos de leishmaniasis en el Hospital de Tartagal. La enfermedad suele atacar principalmente a quienes trabajan en los desmontes, en la zona norte de la provincia, donde es óptimo el clima para el desarrollo del mosquito.

La conexión entre los desmontes y la leishmaniasis, fue más de una vez negada por funcionarios romeristas, incluso por el ex responsable de Medio Ambiente de la provincia, Gustavo López Ascencio, quien ante diputados provinciales había negado que existiera relación entre la deforestación y esta enfermedad.

Se estima que entre las políticas, los titulares de las tierras que se desmontan tendrían que disponer medidas preventivas para sus trabajadores.

Al ser consultado sobre cuáles medidas se toman en conjunto con las empresas a cargo, Ryan se limitó a responder que desde el Ministerio se trabaja con el programa de enfermedades dermatológicas a nivel sanitario, y a través del sistema de Atención Primaria de la Salud (APS).

Señaló que los agentes sanitarios tienen conocimientos básicos de la sintomatología de la enfermedad, por lo cual, al detectar un posible infectado, lo derivan al Hospital más cercano. Mientras, dijo que las medidas de prevención, son las mismas que se indican para el dengue.

Comentá la nota