Aseguran que el problema de la baja presión en barrio Ferroviario se solucionará la semana próxima

El director de Obras Sanitarias Municipales, Alberto Mazza, señaló en relación a las quejas vertidas por fomentistas y vecinos del barrio Ferroviario por la baja presión del agua, que habrá una normalización en el servicio.
"Hemos cambiado una bomba de importante caudal. Esta semana ha ido mejorando con respecto a la anterior y la semana que viene procederemos a ejecutar otra obra en el sector ya que hay una bomba que debe ser montada nuevamente. La semana que viene estaría normalizado el inconveniente, estamos trabajando para solucionar el tema de inmediato", aseveró.

Mencionó el funcionario municipal que en el barrio "Prado Español", en cercanías de la sede fomentista, en calle Posadas, se ha quemado una bomba por lo que se está trabajando también en ese sector aunque anticipó que el problema estará solucionado en las próximas horas.

El director de Obras Sanitarias dijo que el problema del barrio "Ferroviario" está relacionado con la salida de servicio de varios pozos de la ciudad como consecuencia de una resolución de la Suprema Corte de Justicia provincial para que se solucione el tema del arsénico en el agua de Junín.

El problema

Vale recordar que en la edición del viernes 2 de octubre, DEMOCRACIA reflejó la preocupación vecinal a partir de declaraciones de Myriam D´Anunzio, presidenta de la sociedad de fomento del barrio Ferroviario, quien indicó que "la presión en el barrio es muy baja y el problema tiene más de cuatro años".

"En los primeros dos años, era baja en verano pero desde hace más de dos años, el problema se mantiene siempre. En Obras Sanitarias nos dicen que la red no alcanza a abastecer a todos", explicó.

La situación, admitió D´Anunzio, se acentuó en el último tiempo. "Desde el cierre del pozo hubo días que no hubo agua y ahora tenemos, pero la presión no alcanza para bañarse", dijo la dirigente de un barrio en el que viven alrededor de 250 familias.

El problema afecta a organismos importantes de la zona. "En la unidad sanitaria no tenían ni para lavarse las manos los médicos porque la conexión venía de la casa de un vecino, luego instalaron una bomba elevadora de agua, pero el problema seguía", contó.

"Finalmente conectaron la red, pero la situación no es buena como en el resto del barrio", concluyó.

Comentá la nota