Aseguran que el primer decreto salarial no disparará el aumento a la clase política

Desde el Gobierno negaron que el primer decreto salarial del año, que se prepara para el escalafón seco, pueda disparar el aumento al sueldo de la Gobernadora, de ministros y de los legisladores. El secretario de Gobierno, Daniel Ravaglia fue el encargado de desmentirlo, luego de ratificar que se aplicará una mejora a empleados que se desempeñan en algunas áreas de gobierno.
Aseguran que el primer decreto salarial no disparará el aumento a la clase política

Daniel Ravaglia, secretario de Gobierno, negó que el decreto salarial que se prepara pueda disparar el aumento a la clase política.

Galería de Fotos

RIO GRANDE.- El decreto que se prepara para eliminar el pago de guardias y en su reemplazo abonar una suma fija, con carácter remunerativo no bonificable, no será el disparador para aumentar los salarios de la clase política, según surge de una desmentida oficial que realizó el Secretario de Gobierno, Daniel Ravaglia.

El funcionario habló de una mejora salarial a algunos agentes de gobierno, que no tiene características de ser general para todo los escalafones, por lo tanto, negó que pueda tomarse como justificativo para aplicar el artículo 21 de la Ley 805, de presupuesto provincial.

Ravaglia admitió que a las categorías del escalafón seco, que tienen sueldos promedios de 2.500 pesos, se pretende otorgar un adicional único, que será de 354 pesos, monto que tendrá carácter de remunerativo (es decir que se harán aportes a la seguridad social), pero no serán bonificables (no se computará para zona desfavorable, ni otros ítems).

Al especificar a qué agentes estará destinado este nuevo adicional, dijo que serán para los que desempeñan tareas en Economía, en Secretaría General y en el Ministerio de Gobierno; los que han quedado relegados respecto a otros agentes, que conforman el mismo escalafón, pero que ganan más, por los adicionales que se aplican.

Si bien el funcionario calificó a esta medida como una «mejora salarial»; los agentes que serán alcanzados por la misma lo verían de otro modo, ya que les convenía mantener el carácter de «guardias», porque se trataba de una suma fija de 250 pesos, que se liquidaba según la cantidad de guardias realizadas en el mes. En el mejor de los casos, se llegaba a casi 800 pesos.

CASO TESTIGO

Desde le gremio de ATE, se considera que este decreto que se prepara en el Gobierno, es un caso testigo para otros que se sumarán antes de marzo, con el sólo efecto de quebrar la voluntad de los trabajadores de adherir a medidas de fuerza que puedan ser declaradas desde el gremio, para presionar por un aumento generalizado a todos los sectores, que sea «remunerativo y bonificable».

«Vamos a rechazar todo aumento que sea impuesto por el Gobierno. Queremos que la mejora salarial sea en el marco de una negociación y de un consenso y que el mismo no sea «en negro», porque vamos a defender también a nuestros jubilados», indicado dirigentes de la Asociación Trabajadores del Estado, al abordar el tema de un incremento en los sueldos de los estatales.

Comentá la nota