Aseguran que la justicia funciona mal porque la reforma no sirvió

Aseguran que la justicia funciona mal porque la reforma no sirvió
El diputado nacional Alberto Paredes Urquiza, consideró que el problema de la lenta e irresoluta justicia riojana no se debe a la falta de jueces ni a la calidad profesional de los magistrados, sino al sistema procesal que pudo ser reformado por la Convención Constituyente y no se modificó. "Esto provoca que la gente observe que los delincuentes entren por una puerta y salgan por la otra", consideró. Y admitió que la situación "es preocupante".
La causa por la cual la justicia riojana es lenta e irresoluta no radica en la falta de jueces ni en su calidad profesional, sino en que el sistema procesal es vetusto y, cuando pudo ser reformado, no se lo modificó.

Así lo dijo el diputado nacional Alberto Paredes Urquiza en declaraciones a Radio Independiente, al sostener que "La Rioja es uno de los Estados con mayor cantidad de jueces en proporción a su densidad poblacional y uno de los mas grandes del mundo, por lo tanto el problema no pasa por la cantidad ni por la calidad de los jueces, sino por las leyes con las cuales trabajan los magistrados".

"Si uno les pone un sistema procesal con innumerables cantidad de pasos antes de llegar a la sentencia, es lo que provoca que el 1 por ciento de las causas en materia penal sean las que llegan a juicio y el resto no", argumentó.

"Esto provoca que la gente observe que los delincuentes atrapados por la policía entren por una puerta y salgan por la otra", consideró. Y admitió que la situación "es preocupante" porque "las falencias están en las leyes, en el sistema y cambiarlo depende de una decisión política".

Sin embargo, cuando se pudo modificar, durante la Convención Constituyente del año pasado, no se reformó. "Hemos tenido una gran oportunidad pero ha sido una oportunidad perdida porque teníamos un proyecto de reforma estructural que no se hizo y se limitó a reformar el Consejo de la Magistratura y a establecer el jury de enjuiciamiento que no son cambios profundos", sentenció.

"Hay que dejar de lado los principios sagrados de la administración de justicia para recurrir a los principios modernos", reclamó Paredes Urquiza.

Puso como ejemplo la desigualdad de trabajo entre el sistema penal y el civil, al explicar que la Cámara Penal produce unos 25 fallos al año, mientras que la Civil supera las 300. "Esa es la verdadera reforma que debe realizarse, pero hemos dejado pasar la oportunidad durante la Convención", señaló.

Finalmente el legislador nacional comentó que junto a su par, Griselda Herrera y a la secretaria de Gobierno, Graciela Nader, se reunió con el ministro de Justicia Aníbal Fernández y autoridades de esa cartera.

La gestión estuvo centrada en la posibilidad de incluir a La Rioja en un plan de informatización que podría ser financiado por la Nación.

Comentá la nota