Aseguran que la inflación seguirá creciendo a pesar de la recesión

El incremento en los costos de producción obligará a las empresas a elevar el precio de sus productos, por lo que la inflación seguirá avanzando en el país a pesar de la recesión económica.
Así lo pronosticó la consultora privada Ecolatina, quien preve que el escenario de estanflación (recesión con inflación) seguirá vigente en el corto plazo.

"La contracción de la actividad económica no ha alcanzado para desarticular la inflación", advirtió la consultora en su informe.

A pesar de la crisis económica, aún existen múltiples factores que mantienen el incremento mensual del costo de producción y de vida en "un piso elevado", señaló.

Los costos empresariales todavía absorben importantes incrementos asociados al proceso productivo.

Si bien los costos de las empresas comenzaron a mostrar desaceleración, aún crecen a un ritmo promedio cercano a 15 por ciento.

Las tarifas industriales de energía eléctrica se elevaron 17,6 por ciento en el último año y los costos salariales vinculados al sector formal de la economía crecieron 20 por ciento en promedio.

Impulsados por el alza de precios de los combustibles, los gastos de logística registraron un alza por encima de 20 por ciento.

El gasoil, combustible utilizado mayoritariamente para el transporte de cargas, sufrió subas cercanas a 24 por ciento en los últimos doce meses.

Entre los rubros que más se desaceleraron se destacan la medicina prepaga, el servicio de comedor para empleados y el de taxis y remises, según Ecolatina.

El contexto de retracción del consumo deja en un "delicado equilibrio" a las empresas para no trasladar el aumento de sus costos y comprometer aún más a una demanda "anémica".

Las ventas de supermercados y centros de compras ya se encuentran en terreno negativo.

Las empresas comenzaron a ajustar la producción, lo que conlleva adicionalmente a la cancelación de decisiones de inversión y a efectos negativos en el mercado laboral.

Al considerar que la demanda acumula casi un año de retracción y los costos empresariales continúan en alza, se torna muy difícil contener un ajuste en los precios de venta.

El escenario de estanflación seguirá vigente en el corto plazo y la indexación de la economía continuará operando en ausencia de una política anti-inflacionaria integral.

Comentá la nota