Aseguran que no hay inconvenientes graves y que en pocos días se reinicia la obra del Ramal H

Por cuestiones técnicas los trabajos se encuentran suspendidos. Apenas las defina Hidráulica, la empresa retomará la obra. Mario Civalleri sostuvo que habrá una ampliación en los plazos.
La comuna salió a aclarar que no hay inconvenientes de gravedad en la paralizada obra del Ramal H y que en las próximas horas la empresa reiniciará los trabajos.

Por inquietud de los vecinos, y de aquellos tandilenses que notaron el parate, este Diario consultó al secretario de Obras Públicas, Mario Civalleri, quien se encargó de puntualizar algunos aspectos relacionados con la situación actual.

"La obra se paró porque se trabó una definición técnica que tenía que dar Hidráulica respecto al proyecto de Ingeniería. Yo hablé con el director de Hidráulica y me aseguró que no había ningún otro inconveniente que ése, que se estaba estudiando dentro del Departamento Técnico de Hidráulica y que en días salía la definición para reiniciar la obra. De hecho esta semana han estado bombeando y realizando tareas de limpieza. Aparentemente, nada grave, simplemente una cuestión técnica", aclaró el funcionario en principio.

Para despejar cualquier duda, agregó que "además estoy en contacto permanente con los dos inspectores de Hidráulica y están metidos de cabeza en la obra. Me dicen que no hay ningún problema con la empresa, y que sólo se trata de un tema técnico".

Cuando se lo consultó respecto a si habría algún tipo de variación en los plazos de ejecución establecidos y a algunas sospechas de que podría haber problemas de tipo económico, fue tajante: "En los plazos se hizo una neutralización, porque no es responsabilidad de la empresa. La obra tiene 540 días de plazo y ya ha transcurrido casi un año. Va a haber ampliación del plazo de ejecución, porque en los primeros meses hubo muchos problemas con el proyecto. Hubo que hacer nuevos estudios, etc., cuestiones de tipo técnico. Pero la obra no corre ningún peligro", concluyó. *

Ubicación y características

En diciembre del año pasado, equipos de obreros y maquinaria pesada comenzaron a desarrollar las primeras tareas de movimiento de suelo y preparación de bases de lo que será la nueva presa de regulación del Ramal H, una obra que demandará una inversión de más de 11 millones de pesos y que es considerada como una de las más importantes en materia hidráulica ejecutadas en Tandil desde la década del ‘70.

En ese momento, el intendente Miguel Lunghi destacó especialmente que se trata de la mayor inversión que realiza la Provincia en la ciudad en las últimas décadas.

La presa de regulación tendrá una altura máxima de 15 metros al nivel del vertedero (la revancha máxima de la represa) y en la parte inferior dos perforaciones de 70 centímetros de diámetro que, cuando sea necesario por imperio de la lluvia, permitirán el paso de una cantidad de agua que el Ramal H pueda absorber, evitando los desbordes que actualmente anegan las zonas bajas aledañas.

El secretario de Planeamiento y Obras Públicas, Mario Civalleri, explicó sobre el funcionamiento que "el exceso de agua se va a ir acumulando en la presa mientras el aporte de lluvia sea superior al caudal del ramal, pero esa misma agua se irá escurriendo naturalmente por su cauce a medida que disminuya la llegada de líquido a la presa".

La construcción del dique también significará una novedad en materia de ingeniería aplicada a obras públicas, pues se utilizará el sistema conocido como Hormigón Compactado con Rodillo (HCR), que se hace prácticamente sin agua y cuyo fraguado se logra ejerciendo altos niveles de presión con un rodillo especial.

La función de esta nueva estructura es garantizar que no vaya más agua que la capacidad que tiene el entubamiento. Actualmente, al no existir esa presa de regulación, lo que ocurre es que cuando las lluvias son intensas el agua empieza a circular dentro del entubamiento y cuando llega a la boca empieza a desbordarse por arriba. La presa regulará entonces los picos de crecida.

"Es una obra de ingeniería muy interesante y muy efectiva, porque sobre lo que se proyecta su funcionamiento es simple: el mismo líquido que dejará pasar la presa es el que puede contener el entubamiento según su diámetro", detalló Civalleri.

En cuanto a su ubicación, se construye en lo que sería la cuenca del zanjón de Las Carmelitas, sobre el barrio Falucho I, detrás del club Uncas, en un gran valle que forman las sierras. *

Comentá la nota