Aseguran que las escuelas estarán en condiciones para el inicio de clases.

Desde el Concejo Provincial de Eduación indicaron que se realizan las reparaciones necesarias para que el ciclo lectivo comience sin problemas.

A fines del año pasado se hizo un relevamiento con las necesidades de cada establecimiento educativo, sobre el cual se trabaja ahora.

Neuquén> A casi un mes del inicio de clases los directores de mantenimiento del Consejo Provincial de Educación (CPE) del Interior y Confluencia afirmaron que por “cuestiones edilicias el comienzo del ciclo lectivo 2009 está asegurado”.

Rubén Domínguez, director de mantenimiento del área de Confluencia e Ignacio Maglianesi, director de mantenimiento del Interior, informaron que los trabajos de reparaciones de las escuelas ya comenzaron.

“Por mantenimiento acá en Neuquén van a empezar. De hecho ya están dadas las garantías de que internamente las escuelas van a tener luz, agua, gas y cloacas”, certificó Domínguez.

Y aclaró: “Podemos tener algún inconveniente en un playón o en un cerco perimetral pero no creo que sea un fundamento sólido para no empezar las clases”.

El funcionario explicó que a fines del año pasado se terminó un relevamiento con las necesidades de cada establecimiento educativo con el cual ya se comenzó a trabajar.

Las primeras tareas tienen que ver con las revisaciones de las instalaciones eléctricas, de gas y de cloacas. Los últimos días antes del 2 de marzo –fecha pautada por el Calendario Escolar Único Regionalizado (CEUR) para el inicio de clases- se realizan la limpieza de tanques, los análisis de la potabilidad del agua, y el cambio de vidrios.

“Eso es lo último que se hace porque aunque lo hagamos la última semana antes del inicio de clases así y todo siempre rompen vidrios”, comentó el funcionario.

Luego de un año de uso “todos” los establecimientos necesitan mantenimiento, según expresó Domínguez, quien destacó que “en todas las escuelas se está trabajando, quizás no en la medida que nosotros quisiéramos por una cuestión presupuestaria”.

Escuelas perjudicadas en 2008

Una de las escuelas que el año pasado se vio más afectada en pérdida de días de clases por problemas edilicios fue la Escuela Nº 235 del Barrio Sapere.

Los alumnos de ese colegio perdieron más de dos meses de clases luego de que se cayó un techo. La escuela se reconstruyó a nueva aunque falta la inspección de Camuzzi para habilitar el gas, explicó Domínguez.

La zona de Confluencia tiene 234 escuelas repartidas en 160 edificios. La Dirección de Mantenimiento Escolar tiene coordinadores quienes son los encargados de controlar el trabajo de las empresas facultadas para las refacciones.

“Si el director no está conforme con el trabajo entregado no firma. Así que de este modo nos garantizamos que la escuela quede en condiciones”, explicó el director de Mantenimiento de Confluencia.

Con respecto al presupuesto destinado para mantener las condiciones edilicias de los edificios Domínguez comentó que “nunca es suficiente”.

“Lamentablemente no hay presupuesto para hacer todas escuelas nuevas, pero se le hace lo justo y necesario para que tengan la calidad y la seguridad adecuada, para que los docentes puedan dictar clases y que los chicos lo reciban sin inconvenientes, con la plena tranquilidad de que van a estar seguros dentro de la escuela”, expresó el funcionario.

La EPET Nº 20, 8 y 17 también tuvieron largos problemas el año pasado para dictar clases. Según aseguró, Domínguez el nuevo edificio de la EPET 17 está listo para su uso como así también adelantó que trasladarán los talleres para que los alumnos no tengan que viajar.

Con respecto a la EPET 8, el funcionario adelantó que los trabajos en los baños están terminados y que este año no habrá problemas para el inicio, al igual que la EPET 20 en donde se instalarán nuevas aulas dentro del edificio.

Comentá la nota