Aseguran que la Ley de envasado en origen permitirá mejorar la calidad y la cantidad del trabajo en el sector yerbatero

Para la legisladora nacional Fabiola Bianco, es un ejercicio de la autonomía provincial sobre sus recursos naturales. Hace factible una eficaz lucha contra el trabajo infantil. También es un instrumento para el mejor aprovechamiento de los recursos naturales.
El mejor aprovechamiento de los productos primarios en toda su cadena de valor, la generación de más y mejor trabajo y la posibilidad de hacer más eficaces los controles laborales en el sector rural, son los puntos principales sobre los que la diputada nacional Fabiola Bianco (FPV-PJ), fundamenta su defensa a la Ley de Estampillado, Bancarización y Envasado en Origen de la Yerba Mate.

La Ley 4459, sancionada junto con el Presupuesto Provincial 2009 y promulgada

el 27 de octubre, generó una fuerte polémica entre los distintos sectores que intervienen en la actividad yerbatera, al punto tal que llegó a ser judicializada por el Gobierno de Corrientes.

Fue el martes por la mañana cuando el fiscal de Estado de la Provincia hermana, Fernando Carbajal, presentó ante el Juzgado Federal de la ciudad de Paso de los Libres, una acción de amparo para solicitar una medida cautelar que ponga freno a la aplicación de la norma sancionada por la Legislatura misionera.

Sin embargo, para Fabiola Bianco -legisladora nacional por Misiones-, el análisis de la Ley 4459 debe efectuarse observando las facultades que otorgan las autonomías provinciales para el máximo aprovechamiento de sus recursos naturales.

“Haciendo una analogía con las potestades impositivas que cada jurisdicción retiene en el reparto de facultades constitucionales, si la Provincia puede gravar la actividad y los bienes que se generen en su territorio, también tiene la atribución de establecer normas administrativas para un mejor aprovechamiento de sus productos primarios en toda su cadena de valor”, argumentó Bianco.

Según la Ley 4459, el estampillado, actuará como mecanismo para controlar que se cumplan los precios acordados por el Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM). Mientras que con el envasado en origen, se desea darle mayor valor agregado a la producción y generar nuevos puestos de trabajo.

En ese marco, Fabiola Bianco indicó que frente a una fenomenal crisis internacional “resulta a toda luces aconsejable que de una vez y para siempre” las provincias promuevan políticas activas para generar empleo.

Atento a publicaciones en los medios locales, un ejemplo tangible sería el de la Cooperativa Agrícola de Eldorado (CAE), la que anticipándose a la posible puesta en vigencia de la ley ahora ya promulgada, salió a ofrecer el servicio de envasado a distintas firmas comercializadoras de yerba mate del país.

La CAE, se dedica al envasado del producto de otras empresas desde hace diez años y el principal objetivo que impulsó a la entidad a ofrecer el servicio era disminuir la capacidad ociosa de la planta de empaquetado, durante la etapa de interzafra. Sin embargo, ante la posibilidad que genera la norma de que nuevas empresas soliciten el envasado, la fábrica podría funcionar durante todo el año, indicaron sus directivos.

En ese sentido, la diputada Bianco observó que la ley 4459 “constituye para nuestra provincia la normativa necesaria para que la yerba mate, genere más y mejor trabajo en toda la cadena de valor”.

Acotó además, que la norma crea el marco para que el contralor respecto de la calidad de la producción final de la yerba mate, como así también el poder de policía respecto del trabajo decente, puedan efectuarse con mayor rigurosidad.

Según explicó, toda la cadena de producción estará concentrada en territorio misionero, haciendo factible una eficaz lucha contra el trabajo infantil y el mejoramiento de las condiciones laborales.

Por todo ello, finalmente concluyó que la ley 4459 se presenta como “el mejor instrumento” que tiene la Provincia para defender sus recursos primarios como así también para “generar más y mejor trabajo”.

Comentá la nota