Aseguran que detuvieron en Francia al nuevo jefe militar de ETA

Se trata de Aitzol Iriondo, considerado el sucesor de Garikoitz Aspiazu, 'Txeroki', quien había sido capturado el mes pasado. Ocurre cinco días después de que la organización terrorista asesinara en un atentado al dueño de la empresa constructora del tren bala del País Vasco.
El Ministerio del Interior francés anunció esta tarde que capturó en el sur del país a tres miembros de ETA. Uno de ellos fue identificado como Aitzol Iriondo, considerado como el nuevo jefe militar de la organización terrorista tras la detención de su antecesor, el mes pasado.

Según la prensa española, Iriondo es considerado el sustituto del jefe del aparato militar de ETA, Mikel Garikoitz Aspiazu, alias "Txeroki". Y fue detenido hoy en el sur de Francia, en Gerbe, cerca de la localidad francesa de Tarbes. En la operación también fueron arrestados otros dos presuntos etarras.

El que fuera el lugarteniente de "Txeroki" hasta la detención de éste el pasado 17 de noviembre, Aitzol Iriondo, habría escalado un puesto más en la organización hasta hacerse cargo de la jefatura de los comandos.

Desde marzo de 2008, la fotografía de Iriondo, nacido en San Sebastián en 1977, aparecía junto con las de otros presuntos miembros de ETA en comisaría, gendarmerías y locales de aduanas y aeropuertos. Lo último que se sabía públicamente de él era que en octubre de 2002 había escapado a Francia.

Otro de los presuntos etarras detenidos en Francia junto con Aztiol Iriondo es Eneko Zarrabeitia Salterain, alias "Orgín", según difundió la agencia EFE.

Zarrabeitia integró presuntamente el denominado "comando Larrano", que planificó una serie de atentados en Cantabria (norte de España), por orden de "Txeroki".

Las detenciones son un duro golpe para ETA, en una semana en la que habían dado un osado y sangriento golpe. Hace cinco días, la organización terrorista asesinó al empresario vasco Ignacio Uría Mendizábal, cuya empresa es una de las más importantes en la construcción del Tren de Alta Velocidad en el País Vasco.

Comentá la nota