Aseguran que el consumo ya muestra signos de recuperación

Analistas y empresarios hablan de reactivación y predicen un escenario positivo para el 2010. Pero advierten que el ruido político puede limitar y condicionar esta reactivación
Luego de cinco años de crecimiento a tasas mayores al 8%, de un sostenido proceso de demanda que llevó la capacidad productiva de las empresas a niveles históricos y de ventas comparables con las de economías del primer mundo, la "fiesta" del consumo se fue quedando sin cotillón.

La crisis financiera global que arrancó en setiembre del año pasado y una serie de problemas domésticos derivados de políticas oficiales equivocadas contribuyeron para que las grandes cadenas de retail entraran en una etapa de achicamiento y reducción de sus márgenes. De hecho, la fuerte caída del consumo y una sociedad con menos poder adquisitivo y más precavida obligó a estas empresas a aplicar agresivas estrategias comerciales basadas en la masificación de las ofertas y promociones para intentar sostener sus negocios y sobrevivir a un 2009 calificado como "muy temido" por los analistas.

Durante el panel sobre consumo que protagonizaron Germán Herrera, director general de L’Oréal Argentina; Diego Paolini, gerente general de Starbucks Coffee Argentina, y Guillermo Oliveto, CEO de CCR, se analizó el escenario actual y las previsiones para el año próximo. Y se concluyó que, a pesar del pesimismo reinante, el país tiene una oportunidad para recuperar sus niveles de consumo a partir del año próximo.

"Nuestras proyecciones marcan que en 2010 el consumo masivo crecerá un 2%, que si bien no está en línea con los índices de años anteriores, es un porcentaje positivo considerando lo que pasó en 2009", sostuvo Oliveto. Para el CEO de CCR, "la economía ofrece síntomas que tranquilizan y que nos llevan a pensar que el país tiene una buena plataforma para recuperarse en el 2010", aunque advirtió que "el problema será el impacto político sobre las variables económicas".

Herrera coincidió con este escenario. "Hay un consumidor más racional que trata de sacarle mayor rendimiento al dinero y que está mas informado". Aseguró además que el mercado de la cosmética "no se vio afectado por la crisis". Para el ejecutivo de L’Oréal "es un sector que sufre menos y sale más rápido de las crisis. De hecho, hay datos que demuestran que la gente incrementó sus gastos en cuidado personal en los últimos tiempos".

Por su parte, el gerente general de Starbucks hizo referencia a los cambios que la crisis generó en los hábitos de los consumidores. "Valora más su dinero pero no resigna calidad. Puede consumir un café en vez de tres por semana, pero sigue exigiendo que sea un producto de calidad", señaló el titular de la cadena de cafeterías mas grande del mundo y que este año abrió 11 locales en el país a pesar del escenario de recesión.

La postura de Oliveto es coincidente. "La crisis agarró a los consumidores con dinero y con empleo, dos diferencias con lo que pasó en 2002. Y si bien la gente restringió sus gastos, siguió teniendo capacidad de compra lo cual le permitió optimizar su poder adquisitivo", sostuvo el CEO de CCR.

Oliveto también hizo referencia a las estrategias comerciales utilizadas por las grandes cadenas para no perder consumo. "Las alianzas con los bancos para financiar el consumo tuvieron éxito", señaló. "Las ofertas y las promociones le permitieron a las grandes cadenas ganar volumen frente a otros formatos", añadió.

Comentá la nota