Aseguran que Carlos Tomada "nunca firmará" la intervención

Héctor "Segovia nos contó que (el ministro de Trabajo de la Nación, Carlos) Tomada le dijo que nunca va a firmar esta intervención" y que "todavía ni siquiera llegó el pedido a la mesa de entradas" de esa cartera laboral, afirmó ayer el dirigente Pablo Fonseca.
Desde la Comisión Directiva del Sindicato de Petroleros Privados de Santa Cruz tomaron con sorna las intenciones de la Federación de intervenir la entidad.

Dijeron que, previamente, "debe existir un proceso que llevaría varios días, incluso meses". Además, afirmaron que el sindicato "no recibió ninguna notificación formal de ello, que lleve la firma de algún funcionario del Ministerio de Trabajo de la Nación".

Uno de los que ayer hizo estas consideraciones por parte del gremio fue Pablo Fonseca, secretario de Prensa. Aunque sí confirmó que la comisión recibió el telegrama documento donde se lo desafecta a Héctor Segovia de la filial provincial de la obra social petrolera.

"Nos enteramos que ahora el administrador de Ospegap pasa a ser Pedro Gutiérrez", afirmó. Entrevió la "intencionalidad" política de este nombramiento, porque Gutiérrez pertenece al sindicato disidente de la Cuenca Austral que dirige Marcelo Turchetti, a quien los dirigentes del oficialismo gremial lo llaman "trucheti".

Fonseca comentó que en la sede sindical de Caleta están tranquilos, "porque Segovia nos contó que (el ministro de Trabajo de la Nación, Carlos) Tomada le dijo que nunca va a firmar esta intervención", que, por otra parte, "todavía ni siquiera llegó a la mesa de entradas" de la mencionada cartera laboral.

La comisión entera se reunirá hoy por la mañana apenas arribe a esta ciudad Segovia, junto a Diógenes Padilla, Jaime Medina y otros miembros que estuvieron en Buenos Aires.

CON DE VIDO

Precisamente, ayer estos dirigentes mantuvieron diversas reuniones, la más importante con el ministro Julio De Vido y con algunos gerentes de empresas, pero para tratar temas particulares como el problema salarial y económico que existe en torno a algunas empresas radicadas en Las Heras como Metrapet-Serpecom.

Desde Pico Truncado, Fonseca respondió a la Federación usando la ironía. Sobre el Congreso para determinar el interventor que se realizará hoy en Buenos Aires, declaró que "en realidad no se juntan los congresales, Roberti los llama por teléfono a sus provincias y ellos deciden lo que les ordena; siempre actuaron así".

Cuando se le consultó sobre los 4.000 afiliados que, según Juan Ayala de la Federación, firmaron para intervenir el sindicato provincial, el petrolero truncadense lanzó una carcajada. "Somos 9.000 en toda la provincia. Los disidentes de Las Heras se reunieron frente a la sede y eran 120 petroleros y 20 desocupados. Esa es la gente que acude a la Federación", dijo.

El sindicato no cree que la intervención "prospere", pero la disidencia interna gremial en Las Heras piensa otra cosa y lanzaron como probable interventor el chubutense Carlos Flaquier.

Comentá la nota