Aseguran que el "calvario" del campo recién comienza.

El titular de la Rural de Virasoro señaló que las vacas preñadas pesan 50 kilos menos que otros años por la falta de agua y alimento. Dijo que las pasturas no se recuperarán "por más que llueva".
"El sector agropecuario pasa por un momento crítico y esto recién empieza", aseguró ayer en declaraciones radiales el presidente de la Sociedad Rural de Virasoro, Manuel Leal.

El ex presidente de la Asociación que nuclea a todas las rurales de Corrientes describió así la situación por la que atraviesa la actividad y tras señalar que "estamos muy castigados", remarcó: "En particular nunca viví una seca con semejante envergadura".

Más allá de la cuestión climática no dejó de lado el elemento político e insistió con las críticas hacia la administración nacional, presentes en todos los discursos de los dirigentes rurales del país, más aún en tiempos electorales.

"Esta situación desesperante está agravada ya que el sistema político nacional no tiene las reglas claras", cuestionó.

"Esto recién empieza, las vacas que están preñadas están pesando 40 o 50 kilos menos a diferencia de años anteriores; la situación del ganadero y del criado es muy complicada", puntualizó Leal, en el marco de lo cual vaticinó un futuro sumamente complejo para la actividad ganadera.

"Hay muchas personas que venden a precios prácticamente regalados sus campos y a plazos que directamente no existían debido a la desesperación", agregó.

Para Leal, las posibilidades de que la falta de agua se revierta en el corto plazo, lo cual podría atenuar de cierto modo las pérdidas, se ve bastante lejana. "Esto es alarmante, aunque llueva es muy complicado ya que necesitamos aguas para las pasturas y para los animales", aclaró, luego de lo cual explicó que se necesitan "150 milímetros en nuestra zona para subsanar el problema de aguada no así de pasturas".

De todos modos adelantó que "el problema de las pasturas es diferente; no se recuperarán por más que llueva".

Comentá la nota