Aseguran que la atención primaria de la salud en el Municipio funciona correctamente

Luego de que se dieran a conocer números sobre la muerte de menores durante este año, en casos que podrían haber sido evitables, la delegada del Gobierno de la Provincia, Marisa Arias, había salido a indicar por medios radiales de la ciudad que la culpa era de una falla en la primera barrera de salud preventiva de la ciudad.
Según había dicho la funcionaria, se trataba de una falencia por la ausencia de pediatras en los dispensarios.

Gabriel Abrile, subsecretario de Salud del Municipio, aseguró que "el servicio de atención primaria de la salud en nuestra ciudad funciona correctamente y que si se sufre alguna falencia es por un fenómeno propio de la realidad de la atención médica en la actualidad".

El funcionario señaló que "las actividades se están desarrollando en buenas condiciones; tenemos incluso números de mortalidad infantil por debajo de la media del país". En cuanto a los recursos humanos, sostuvo que "en todo el país, incluso en otros países de América Latina, los médicos se inclinan hacia el sector de los hospitales, donde cuentan con más tecnologías, y sólo pasan por la atención primaria a modo de capacitación".

"Se están desarrollando con muy buenos resultados las tareas preventivas, superando los límites de la ciudad en estas instancias", consideró Abrile y aseguró que se hizo un importante esfuerzo para contar con pediatras en todos los dispensarios.

"Solamente en el dispensario número 13, de Jardín Norte, falta un pediatra, pero a 5 cuadras, en el número 15, hay un especialista trabajando en buenas condiciones", indicó el subsecretario.

Junto con las actividades preventivas sobre el dengue y la asistencia en los barrios, Abrile destacó la participación del Municipio en la Maternidad Kowalk, "que es un orgullo para nosotros", sostuvo.

"Nuestro personal trabaja a conciencia y con mucho compromiso en toda la ciudad", finalizó el subsecretario de Salud, Gabriel Abrile.

Comentá la nota