Aseguran $26.000.000 de asistencia por sequía.

"La emergencia que atraviesa el Chaco es gravísima y creemos que es una de las peores de la historia porque se extiende a los aspectos sociales y estuvimos de acuerdo que tenemos que afrontarla con un movimiento político-económico", dijo a NORTE el vocero de la Comisión de Enlace Regional después de cinco horas de analizar con el gobierno provincial las líneas de acción inmediata de asistencia y para afrontar la próxima campaña.
Capitanich anunció que 26.000.000 pesos serán volcados para ayudar a productores por la sequía y los primeros que recibirán el pago serán los girasoleros. Mientras que se tratarán de buscar 150.000.000 pesos para afrontar la próxima campaña agrícola.

El encuentro en el que el gobernador Jorge Capitanich; el titular del Ministerio de Economía, Producción y Empleo, Eduardo Aguilar; y el subsecretario de la Producción Agropecuaria, Miguel Brunswig; avanzaron en las tratativas con la delegación integrada por Alfredo Narduzzi (Confederaciones Rurales Argentinas), Enrique Spada, Roberto Polich (Federación Agraria Argentina), Carlos VŽ

Ž

era (Sociedad Rural Argentina), Carlos Alvarez y Leonardo Trippel (Confederación Intercooperativa Agropecuaria Limitada).

En cuanto a los temas nacionales se los dejó bajo un paraguas momentáneamente para tratarlos en una estrategia que de todas maneras deberá abordarse porque está relacionada directamente con el movimiento agropecuario y comercial.

Narduzzi dijo que lo principal es que se realizó un descarnado análisis de la situación y, en realidad "estamos ante una grave crisis, como nunca, pero no bajaremos los brazos" dijo el titular de la CHAFOR quien sostuvo que habrá que afrontarlo con un movimiento político económico. "Dentro de 1o días, cuando se lleve a cabo una próxima reunión, los representantes locales habrán informado de estas conclusiones a la dirigencia nacional, pero fundamentalmente serán consensuadas con las bases de cada entidad y luego se trabajará con el Gobierno sobre cómo instrumentar la ayuda directa, recomponer la estructura productiva y encarar los distintos rubros de la actividad primaria hacia delante", dijo el dirigente.

Lo importante es que hubo coincidencias importantes en este encuentro. Por ejemplo en girasol se estudiará una compensación por sequía que estará en base a la superficie perdida y será alrededor de 200 pesos por hectárea. El relevamiento por parte de los técnicos y una vez concretado el trabajo se estima que el dinero estaría en manos de los productores en el mes de mayo, según dijo el gobernador Capitanich.

En cuanto a la ganadería, el sistema de ayuda abarcará aproximadamente a 2300 productores que tienen entre 200 y 1000 cabezas pero la ayuda sería 60 pesos por vaca y los que tengan hasta 500 vientres dentro de ese marco. Se advirtió en todas las circunstancias hay que realizar el debido análisis para instrumentarlo.

Al analizarse la situación algodonera, se advirtió que se esperará a que termine la campaña pero ya se sabe que estarían afectada por lo menos un 70 por ciento de las 1600.000 hectáreas afectadas por la sequía. Algunos cosecharán entre 200 y 300 kilogramos por hectárea pero algunos tuvieron suerte y recibieron lluvias oportunas, pero son los menos, se advirtió por parte de los técnicos.

En cuanto a la soja, el panorama es gravísimo ya que se implantaron aproximadamente 650.000 hectáreas y hay perdidas, se estima unas 300.000 hectáreas perdidas y las otras afectadas gravemente por estrés hídrico.

"El gobernador habló claramente, habrá que salir a buscar fondos para afrontar la crisis" aseguró Narduzzi.

Futuro complicado

En este encuentro con el gobierno se trabajó con la realidad de los números. Así cuando llegó el momento de hablar de la campaña que se iniciará con el trigo, muchos fruncieron el ceño. "Trigo no se sembrará" se dijo. Es que la política nacional hizo que bajaran los valores y, además, no se pudo hacer el barbecho necesario. Al productor le conviene sembrar girasol, dijo uno de los productores.

De todas maneras se necesita financiamiento para sembrar, estimativamente 1.300.000 hectáreas para tener una esperanza y un movimiento económico ademado.

Allí aparece el problema porque se necesitarían financiar 500.000 hectáreas (las otras se harían cargo los productores que tienen resto) pero significarían un gasto de 150.000.000. pesos para el pago de gasoil, semillas y otros gastos menores.

En este encuentro se habló de crear un fideicomiso de comercialización de insumo-productos, ayuda para infraestructura agrícola y ganadera, para este último referido al agua y, también el aprovechamiento del bosque para los pequeños productores. Tampoco se descarta el pago, a través del plan de producción productiva que tiene el gobierno nacional para las empresas, para el personal de los establecimientos agropecuarios.

El énfasis puesto en la realidad local fue uno de los puntos destacados de la jornada, y arrojó resultados positivos en lo que respecta a la ratificación del compromiso de asistencia a la producción por parte del Poder Ejecutivo, en base a la cuantificación de los efectos del factor climático sobre los distintos cultivos y la ganadería. En lo estructural representó un avance el inicio concreto de un proceso de organización con financiamiento e incorporación de tecnología, para una producción sustentable que no esté sujeta a las variables del clima, orientada por protocolos para el trabajo en el campo en los que junto a los hombres del campo estuvieron trabajando extensionistas del área gubernamental de la producción.

El subsecretario Miguel Brunswig dijo que "somos conscientes de la gravísima situación y desde el Ejecutivo no abandonaremos al productor" pero advirtió que habrá que acordar prácticas y protocolos de cultivo, las cuales deberán ser respetadas a rajatabla, porque en la medida que todos cumplamos vamos a superar los eventos climáticos que son parte de nuestra realidad".

26.000.000 de ayuda

para afrontar la sequía

El diálogo que el Gobierno de la Provincia mantuvo con representantes de la Mesa de Enlace Regional y productores autoconvocados, en el marco de las reuniones de trabajo que se desarrollaron durante buena parte de la jornada del sábado, se plasmó en el compromiso de efectivización en la segunda quincena de mayo de una compensación de 26.000.000 de pesos por la sequía. Por los tiempos del ciclo productivo los girasoleros fueron los primeros en la cuantificación de los daños. Ascienden a 1.641 los productores identificados con pérdidas en las cosechas que serán beneficiados a través de ese monto. Para el financiamiento de la próxima siembra, el gobernador Jorge Capitanich anunció una exploración de 150.000.000 de pesos en el sector financiero. La inversión que el Poder Ejecutivo realizará en lo estructural a partir del sistema de asignación de recursos del fondo constituido por las retenciones será destinada a represas, perforaciones y otras obras que permitirán mejorar la productividad del sector agropecuario. En las reuniones, el Gobierno ratificó la estrategia que impulsa en el marco de la ley de ordenamiento territorial provincial, con el objetivo de incrementar la rentabilidad de los campos mediante la sustitución del bosque no maderable por bosque maderable de alta productividad. Además, señaló que trabajará para la constitución de un fideicomiso a partir de la transferencia de la Junta Nacional de Granos, a los efectos de mejorar la organización del aprovechamiento del Puerto de Barranqueras y el Ferrocarril y transferir un mejor precio como ingreso directo al productor primario. Capitanich adelantó que para el total de la producción de cereales y oleaginosas se fijará un monto de 20 pesos por tonelada en el marco de los convenios de corresponsabilidad gremial en cuya implementación se avanzará a los fines de conformar un fondo provisional para cobertura de obra social, salud familiar y riesgos del sector.

Comentá la nota