Ya hay asegurado un plus de 7 centavos por el mosto estatal

Los productores que negociaron sus uvas y elaboración en el operativo de compra del Estado ya tienen asegurado un extra de 7 centavos, aunque puede ser más: Es que el gobierno decidió que venderá el mosto obtenido con las uvas a un piso referencial de $1,07 el litro, lo que equivale a un kilo de uva a 62 centavos.
El viñatero entregó la uva a 55 centavos -que implicaron $0,94 el litro de mosto-, más un ajuste cuando se fije el precio en el mercado. O sea, que cuando aún no se vendió el mosto, ya hay un reajuste de 7 centavos más respecto al precio original del negocio.

De todos modos, ese valor puede subir: "Ese será solo un precio de referencia, porque vamos a tratar de obtener el mayor precio posible. Uno de nuestros objetivos es maximizar los ingresos al momento de venderlo", dijo Marcelo Alós, titular de Política Económica del Ministerio de Producción.

Aunque aun no ha sido comunicada la fecha en que el gobierno local saldrá a vender los 21.365.000 litros de mosto sulfitado elaborado tras el operativo vitivinícola, fuentes oficiales indicaron que la intención es "hacerlo después que lo haga Mendoza". Eso puede ocurrir en lo que queda del mes o bien, en las primeras semanas de Junio próximo.

De todos modos, los viñateros saben que los centavos extra que se obtengan de la venta no irán en la misma proporción al bolsillo: El trato fue que ese extra lo van a compartir en partes iguales con los bodegueros que elaboraron el sulfitado. En San Juan participaron 535 viñateros y 40 bodegas elaboradoras. Entonces, el 50% del extra irá al viñatero y el 50% restante se repartirá proporcionalmente entre las 40 bodegas, que tienen un gasto mayor por elaboración y guarda del producto.

Pero además, previo al reparto, habrá que restarle al plus los gastos administrativos e impositivos del fideicomiso. Según explicó Alós, ese porcentaje aún no se puede establecer porque si bien es factible calcular los importes de IVA e Ingresos Brutos, hay que esperar a la venta para liquidar el impuesto a las transferencias o a las ganancias, por ejemplo. Todos esos gastos iban a ser absorbidos por el Estado en caso de que el precio del mosto no subiera de los 94 centavos en que se calculó el litro de mosto al momento de poner en marcha el operativo. En aquel momento de crisis y precios vitivinícolas muy deprimidos, el Estado decidió pagar 55 centavos netos al viñateros por el kilo de uva, sin descontarle ningún gasto.

Objetivos

Los gobiernos de San Juan y de Mendoza encararon en marzo pasado el operativo de compra de uvas destinado a tonificar los precios del sector, bajo la forma de un fideicomiso de administración y asistencia financiera sostenido por Mendoza Fiduciaria.

Ahora, llegado el momento de venderlo, en cada jurisdicción habrá matices.

Las dos partirán del mismo precio base -$1,07 el litro de sulfitado- pero hay diferencias en cómo se van a vender.

Alós dijo ayer que en esta provincia se va a priorizar la venta del producto a los exportadores sanjuaninos de mosto concentrado y se hará a través de un llamado de presentación de ofertas. En cambio en Mendoza, el mosto se licitará en la Bolsa de Comercio (ver aparte). "Ellos pueden hacerlo así porque armaron un fideicomiso financiero, en cambio el nuestro es un fideicomiso cerrado y tampoco nos interesa cambiarlo", dijo Alós.

El mecanismo local alegra a los elaboradores de mostos de la región que están en desacuerdo de tratar al mosto como un comoditie que cotice en la bolsa como la soja. "Es que el mosto no es un comoditie que tiene un precio homogéneo", explicó Jorge Ribes, integrante local de la Cámara Argentina del Mosto. "Es un producto que se hace a pedido, hay un mosto rectificado destinado al negocio del vino que es un 20% más caro, hay un mosto con mayor cantidad de ácido destinado al mercado de dulces, y así. No es lo mismo lo que pide un cliente de Canadá que uno de los Estados Unidos", explicó.

Comentá la nota