Asambleístas critican que EDESUR “hostiga” a vecinos que reclaman “por la salud”

Así se pronunció el Foro Regional en Defensa del Río de la Plata, al repudiar “el hostigamiento de EDESUR contra los vecinos y el silencio cómplice del Concejo Deliberante local que se negó a tratar el último viernes, un proyecto que sostiene la paralización de las obras”.
Luego del fallo judicial por el cual el Dr. Adolfo Ziulu del Juzgado Federal Nº 2 de La Plata rechazó la medida cautelar, habilitando la continuidad de las obras, cumplidos algunos pasos ordenados en la sentencia, tanto por la OPDS como por el ENRE; los vecinos retomaron las asambleas donde discuten las acciones para impedir la instalación y peticionar el traslado definitivo.

“Más allá que nada de lo ordenado puede llevarse a la práctica –dijeron los ambientalistas- mientras mantenga vigencia el Decreto 758/05 del Intendente Juan Mussi, por el cual se suspende la continuidad de las obras mientras no haya ‘certeza científica absoluta de la inexistencia de riesgos para la salud’, personal de la empresa EDESUR se presentó en la Av. 21 el día 19 de noviembre y procedió a blanquear los murales que los vecinos habían pintado en los paredones con consignas en contra de la instalación de la SE, e intentaron bajar unos baños químicos desde un camión municipal, todo ello con el acompañamiento de dos gendarmes y algunos policías, demostrando que los vecinos parecen ser los peligrosos”.

“La asamblea realizada por la tarde del miércoles 19 –continuaron desde el Foro- donde se informó del estado de la causa y de las acciones a emprender –marcha al municipio el día viernes 21-, que fue supervisada por los policías que rodearon a los vecinos permanentemente. Esa misma noche, luego de las 24 hs. jóvenes que forman parte de la asamblea fueron detenidos por personal policial, acusados de estar pintando con aerosoles nuevamente los paredones. Dos de los cinco jóvenes, permanecieron detenidos hasta las 18 hs. del día 20.

“En esa misma fecha, dos vecinos del barrio recibieron citaciones para concurrir a la DDI de Quilmes, para prestar testimonio en una causa iniciada por la Empresa EDESUR IPP Nº 4855 Fiscalía Nº 2 de Quilmes por ‘Intimidación Pública – Daños’, acusando a los vecinos de haber impedido trabajar a la empresa EDESUR el día 24 de mayo de 2008 continuar con su trabajo y ocasionar daños en sus cosas.

“Decididamente, en esa fecha nadie atentó contra la empresa, ni lo hizo en ninguna oportunidad, más que la defensa ejercida ante los hechos de represión del 4 y 5 de mayo de 2006. En la causa iniciada, se acusaría a la Dra. (hoy concejal) Mónica Colman –patrocinante en la Acción de Amparo iniciada en representación de los vecinos de Rigolleau- como la instigadora para cometer éstos hechos.

“A todas luces, la empresa pretende amedrentar a los vecinos, calumniándolos y ejerciendo la fuerza para debilitarlos en la lucha por el traslado de la SE Rigolleau. Entre los testigos se encontraba un señor mayor que debió soportar la tensión durante tres días ante una citación penal, por un hecho que desconoce, porque no existe, bajo el riesgo de sufrir cualquier descompensación en su salud, por las intimidaciones gratuitas de una multinacional que sólo aspira a concretar sus negocios sin importarle la salud de la población.

Los vecinos continuarán en la lucha, y ejercerán las acciones pertinentes contra la empresa EDESUR por ser calumniados, cuando sólo desean hacer valer sus derechos y proteger su salud”.

En tanto durante la sesión del viernes pasado en el Concejo Deliberante, el edil Mario Giacobbe solicitó que se trate un proyecto de su autoría con una nueva rezonificación se obligaría a EDESUR a relocalizar la estación eléctrica en otro lado. “Dentro de las facultades propias del Municipio esté la de determinar el uso del suelo y el ordenamiento territorial del municipio, y si bien la ley establece excepciones, entre las mismas no figura una planta como la que se pretende instalar en la esquina de la fábrica Rigolleau.

Es lamentable el doble discurso del Intendente, ya que primero autorizó la instalación; luego mientras los vecinos resistían a la represión, Mussi estaba en Entre Ríos manifestándose contra la empresa Botnia sin importarle lo que pasaba en Berazategui; después, cerca de las elecciones hizo una clausura para los medios, y por último accionó judicialmente de manera que favoreció a la empresa con una presentación judicial defectuosa, y el resultado lo tenemos hoy, con una orden judicial que perjudica a los vecinos”, dijo Giacobbe.

Tanto la propuesta de Colman como la de Giacobbe para que no sea instalada la subestación en medio de un barrio fueron rechazadas por el oficialismo mussista.

Comentá la nota