Asamblea yerbatera pidió cumplimiento de precios y emergencia alimentaria para tareferos

La asamblea de entidades de la producción, secaderos y cooperativas volvió a reunirse este sábado, en este caso en Jardín América, oportunidad en la que además de insistir en la creación del Mercado Consignatario, reclamaron el cumplimiento de los precios laudados por la Secretaría de Agricultura de la nación, al tiempo que se hicieron eco de los tarefros autoconvocados que piden la declaración de la emergencia alimentaria y su inclusión en los subsidios que otorga el Estado peor que contempla sólo a los obreros rurales en blanco.
Lo precisaba el dirigente de Apam, Carlos Ortt señalando que en la zona Norte “se está pagando entre 25 y 33 centavos el kilogramo de hoja verde lo que hace que esté virtualmente parada la actividad en Montecarlo, Eldorado, Wanda”.

Yerba mate.

Agregó que también se hicieron presentes delegados de tareferos autoconvocados de Montecarlo, Jardín América, Oberá y San Vicente para “solicitar que Uatre (Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores) se avenga a incluirlos en la emergencia alimentaria, porque son concientes que con los precios que se están pagando los pequeños productores no pueden blanquearlos”.

En cuanto al Mercado Consignatario señaló que la asamblea volvió a insistir en que “se cree como está, después haremos todas las precisiones en la reglamentación con intervención de todas las entidades yerbateras, Gobiernos nacional y provincial, inclusive la Universidad de Misiones con la que tenemos un convenio”.

La asamblea también pidió un informe sobre el pedido de aumento del estampillado y el destino que se dará a los fondos que se recaudarán, considerando que en un futuro deberá integrarse un “fondo para contingencias” a fin de asistir a plantadores cuanto se vean afectados por situaciones no previstas como plagas o condiciones meteorológicas adversas. También decidieron insistir en un “pedido de audiencia urgente con el Gobernador a quien se le va a entregar una documentación dando cuenta de la situación” que atraviesa la actividad. Señaló que hay una pérdida de un 50% de la producción que se notará en la próxima cosecha, producto de la plaga que dañó seriamente las plantaciones sobre todo en la zona Sur de la provincia y a la que se sumó después la sequía. Pero no pedirán asistencia al Estado para afrontar esta situación adversa sino “simplemente que se paguen los 63 centavos fijados para el kilo de hoja verde por la Secretaría de Agricultura”.

Comentá la nota