La Asamblea refutó los dichos de Urribarri

Denunció ayer que la pastera Botnia de Fray Bentos vuelca "una enorme cantidad de sustancias altamente contaminantes" al Río Uruguay.
La Asamblea Ciudadana Ambiental de Gualeguaychú denunció ayer que la pastera Botnia en la localidad uruguaya de Fray Bentos vuelca "una enorme cantidad de sustancias altamente contaminantes" al Río Uruguay y que los efectos para esa ciudad y alrededores serán "catastróficos".

La Asamblea advirtió que "a mediano plazo se acentuarán los efectos tóxicos de las emisiones atmosféricas" de esa fábrica y que Botnia "contamina y está arruinando" el Río Uruguay.

Los ambientalistas se respaldan en un trabajo realizado por la empresa EcoMetrix, encargado por la Corporación Financiera Internacional para evaluar los primeros seis meses de operación de la planta de Botnia y que generó un fuerte enfrentamiento entre los gobiernos de la Argentina y de Uruguay.

Advirtieron que "los prejuicios que ocasionará el funcionamiento de Botnia serán catastróficos para Gualeguaychú y sus alrededores dado el desarrollo turístico-recreativo, y la intensa promoción de las actividades rurales y de la industria alimentaria" de la región.

"Es el primer trabajo que incluye mediciones reales efectuadas y reconocidas por Botnia y el gobierno uruguayo", aclaró la Asamblea.

La Asamblea puntualizó que "el procedimiento Kraft, más el blanqueado con dióxido de cloro, usado en el proceso de obtención de la pasta de celulosa por Botnia, es intrínsicamente contaminante por la gran cantidad de compuestos químicos de elevada toxicidad, presentes en sus emisiones atmosféricas y efluentes líquidos y sólidos".

Los asambleístas agregaron que los valores aportados por el informe muestran que "la planta, produciendo sólo unas 400 mil toneladas de pulpa, ha volcado en 180 días más de cinco mil toneladas de contaminantes, todos de reconocida toxicidad aguda o crónica, como metales pesados, compuestos órgano clorados, entre ellos dioxinas y furanos, compuestos órgano sulfurados, gases de elevada toxicidad y material particulado". Se indicó que "para su funcionamiento, Botnia utiliza gratis 1.000 litros por segundo del agua dulce del Río Uruguay, lo que hace un total de 86.400.000 litros diarios, sin la correspondiente autorización del Estado Argentino, devolviendo el 80 por ciento de ese volumen a dicho río, con una enorme cantidad de sustancias altamente contaminantes". En un extenso informe titulado "Informe técnico: Botnia sí contamina", la Asamblea aseguró que "se afirma sin ningún fundamento científico-técnico que la planta de pasta de celulosa de Botnia de Fray Bentos no contamina, confundiendo así a la opinión pública".

Comentá la nota