Asamblea de productores

(Villa Iris) - El jefe comunal de Puán anticipó que denunciará a la empresa de transporte que debía llegar a esa ciudad para el reparto de maíz y no lo hizo. Analizan posibilidad de recibir de Nación una ayuda forrajera.
Luego de algunos cruces surgidos durante una reunión de productores realizada en Villa Iris el miércoles a la noche, el intendente del distrito de Puán, Horacio López, junto a Juan Manuel Garciarena, quien gestionó las 15 mil toneladas de maíz, coincidieron en buscar una salida a la grave situación que atraviesa el sector.

La reunión se realizó en el salón del Club Unión donde asistieron unos 350 productores agropecuarios locales y de la zona.

Ante una consulta puntual, el intendente Horacio López, explicó que se estaba trabajando sobre el anuncio de la presidenta Cristina Fernández de una ayuda forrajera para la zona de sequía. Dijo que el lunes pasado el ministro de Interior, Florencio Randazzo, se puso en contacto con ellos para solicitarles el listado de productores que están en desastre agropecuario, dado que estaban estableciendo un programa de entrega de maíz para Bahía Blanca, Villarino, Patagones y Puán.

Agregó que tenía en poder del municipio los tres millones de pesos que el ministro de Asuntos Agrarios bonaerense, Emilio Monzó, prometió en su última visita. "La distribución se hará en el marco de la Comisión local de Emergencia Agropecuaria, tal vez la semana que viene. Hablé con él y le dije que era necesario que viniera al distrito, que sea él quien entregue estas ayudas económicas, puesto que ya se sabe lo que le corresponde a cada uno", especificó López.

Por otro lado, el jefe comunal expresó que desde la municipalidad planean realizar dos aportes.

"Vamos a elevar a la Comisión de Emergencia local la suspensión del 100 por ciento de la tasa de seguridad e higiene para los comercios, para las cuotas 2, 3 y 4 y la reducción del 50 por ciento de la tasa de red vial", anticipó.

Uno de los productores presentes, de apellido Kappes del paraje La Tigra, tomó la palabra y dirigiéndose al intendente le pidió que la negociación del maíz quede en manos de Garciarena. "Está demostrado que todas las comisiones no han llegado a nada. Si seguimos así se nos van a morir todas las vacas", expresó.

Denuncia.

Una productora, que posee campo en la zona del Triángulo, dijo sentirse dolida por las expresiones del intendente López, quien dudaba que todos los camiones llegaran a Villa Iris. Sobre este punto, el jefe comunal apuntó que tenía la denuncia en sus manos de vehículos que deberían haber llegado a esa localidad y no lo hicieron.

"Tengo la denuncia, sé cuál es la empresa de transporte que aparentemente ha participado en esto y conozco el nombre del conductor. Esta es una denuncia verbal sobre la empresa acopiadora que compró el maíz a un precio regalado. Estoy recolectando pruebas para transformarlo en una denuncia penal, como corresponde", agregó.

Después de un largo debate, donde por un lado afloró espontáneamente la desesperación de los productores por la difícil situación que atraviesan, pero también las diferencias de criterios, el intendente López y Garciarena coincidieron en que más allá de las diferencias debían estar todos juntos tratando de encontrar una solución a la problemática.

Comentá la nota