Asamblea Legislativa: La clase política en pleno criticó la amenaza de Raquel Blas

Legisladores oficialistas y opositores le pidieron a la gremialista "cordura" ante sus dichos. Reclamaron que "evite el desagradable suceso" de no permitir que el Gobernador hable en la apertura de sesiones ordinarias de la Legislatura, el próximo 1 de mayo. Calificaron su idea de "poco feliz", " antidemocrática", y dijeron que "es un error afectar la institucionalidad".
La idea lanzada ayer por Raquel Blas de impedir que Celso Jaque de su discurso ante la Asamblea Legislativa el 1 de mayo ya levanta críticas.

Es que la secretaria General de ATE (Asociación de Trabajadores del Estado) enfurecida, dijo en medio de la marcha en contra del tarifazo eléctrico que si el gobernador no lo frenaba y no solucionaba el tema de aumento salarial no iba a poder ingresar a la Legislatura a dar el mensaje anual.

Los propios legisladores salieron hoy a contestarle a la combativa sindicalista y le pidieron "cordura".

El presidente de la Cámara de Diputados, Jorge Tanús (PJ) dijo a MDZ que la Asamblea Legislativa "es un aspecto institucional que hay que respetar por más que no le guste a la señora Blas. Vamos a pedirle que sea prudente y que evite el desagradable sucedo de impedir que el Gobernador vaya a dar su mensaje anual porque esto es una rendición de un poder a otro".

El justicialista pidió a la gremialista que se llame "a la reflexión, porque nuestro gobierno siempre ha permitido la libre expresión, los reclamos y hasta a veces los excesos".

Por su parte el diputado cobista Andrés Marín opinó que "no me parece una medida feliz. En primer lugar porque hay una disposición institucional que así lo establece y ésta no es una forma de solucionar los conflictos. Creo que a mayor poder, mayor responsabilidad".

El legislador señaló además que "hemos llegado a esto por torpezas propias del Poder Ejecutivo, pero los gremios deben tener una actitud prudente. La ciudadanía no está en condiciones de soportar un estado de conflicto permanente".

El diputado Alberto Sánchez (PD) también criticó la idea de Blas. "La apertura de la Asamblea Legislativa es un hecho institucional importante. Se puede protestar dentro de la normalidad, pero impedirlo raya con lo antidemocrático. Hay formas de reclamos diversos".

Alejandra Naman, senadora de ARI dijo que "yo estoy acuerdo con el reclamo y ese es un momento para el reclamo. De ahí a impedirlo, creo que no".

Aníbal Rodríguez, senador de Consenso Federal explicó que la gremialista "podrá tener todos los motivos, pero el mensaje del Gobernador es algo institucional. No se puede violar una cuestión así. Pueden tener razón en su reclamo pero no me parece bien atentar contra esto. No es bueno".

El senador demócrata Carlos Aguinaga dio su punto de vista sobre este tema también e indicó que "es un error afectar la institucionalidad de Mendoza. Si no nos gusta Jaque tenemos la posibilidad de elegir otra cosa y si no nos gustan las propuestas de Jaque tenemos la obligación de proponer ideas superadoras. No se construyen mejores políticas públicas confrontando todo el tiempo.

Mauricio Suárez (UCR), sobre los dichos de Blas afirmó que "ella es una sindicalista que trata de hacer medidas de fuerza y ejercer su derecho. Cada uno tiene que ejercer sus derechos en la medida de sus responsabilidades y de los límites que en el buen diálogo debe tenerse".

Comentá la nota