LA ASAMBLEA DE GUALEGUAYCHU CONSIDERA QUE LA “NEGLIGENCIA” DE ALGUNOS FUNCIONARIOS HACE PELIGRAR UN POSIBLE RESULTADO FAVORABLE EN LA HAYA.

La Asamblea Ambiental Ciudadana de Gualeguaychú teme que las declaraciones de importantes dirigentes de la Provincia y de la Nación sobre la inexistencia de pruebas que den cuenta de que la pastera Botnia contamina entorpezcan los argumentos de la Argentina en el marco del proceso iniciado en la Corte Internacional de La Haya.
Los funcionarios que salieron a hablar tan irresponsablemente deberán responder por sus declaraciones, no sólo ante el pueblo, sino también ante la Justicia”, aseveró el asambleísta Osvaldo Fernández • “Han violado el deber de confidencialidad impuesto como parte de ese procedimiento en la Corte y eso los hace responsables por un posible incumpliendo de los deberes de funcionario público”, advirtió • “La negligencia de estos funcionarios hace que el posible resultado positivo en La Haya esté en riesgo”, dijo • Cabe destacar que semanas atrás el propio gobernador Sergio Urribarri había dicho que “no se conocen registros de contaminación de Botnia.

Estas últimas semanas se han intensificado las críticas hacia el proceder de los asambleístas que han tenido lugar estas últimas semanas de parte de dirigentes nacionales y provinciales.

Para Osvaldo Fernández, los cuestionamientos “forman parte de una estrategia que usa como excusa la crítica a la metodología de protesta, pero que en realidad pretende debilitar a la Asamblea y terminar con el movimiento social ambiental más importante del país”.

Cabe destacar que el 15 de diciembre pasado el gobernador Sergio Urribarri aseguró que “no se conocen registros de contaminación de Botnia”. Antes las críticas de los asambleístas, el mandatario había respondido: “Esto, que en realidad debería ser algo parecido a una buena noticia, es mal tomado por algunos ambientalistas que pareciera que estuviesen esperando que efectivamente haya contaminación”.

Unas horas después, el ministro de Justicia de la Nación, Aníbal Fernández había salido a respaldar al Gobernador.

Días después, el subsecretario de Integración Económica de la Cancillería argentina, Eduardo Sigal, afirmó que no conoce “ningún informe” que asegure que Botnia contamina cuenca del río Uruguay desde que comenzó a funcionar en Fray Bentos, a fines de 2007.

Según Osvaldo Fernández, “los funcionarios que salieron a hablar tan irresponsablemente deberán responder por sus declaraciones, no sólo ante el pueblo, sino también ante la Justicia, ya que muchos de sus dichos contradicen lo que el Estado argentino ha planteado en la demanda presentada ante la Corte Internacional de la Haya contra el Estado de Uruguay”.

En este marco, consideró que algunos dirigentes “han violado el deber de confidencialidad impuesto como parte de ese procedimiento por la Corte de la Haya y eso los hace responsables por un posible incumpliendo de los deberes de funcionario público. Están atentando contra los intereses nacionales en el juicio ante la Haya”, dijo.

“Los abogados de Uruguay ya han dicho públicamente que van a incorporar todas esas declaraciones al proceso de La Haya como argumentos de sus planteos”, recordó, y lamentó que “muchos dirigentes argentinos hayan actuado como los mejores testigos a favor de Uruguay”.

Luego, advirtió: “La negligencia de estos funcionarios hace que el posible resultado positivo en La Haya esté en riesgo. Y esto no sucede porque la causa sea débil, sino porque estos funcionarios nunca tuvieron convicciones y no dudaron en cambiar su posición, perjudicando los intereses de la nación argentina”.

“Por eso, insisto, van a tener que hacerse cargo de lo que ha salido a decir”, enfatizó el ambientalista.

“Esto contradice claramente lo planteado en su momento por el ex presidente Néstor Kirchner, sobre que la lucha contra Botnia era una causa nacional”, aseveró.

• Objetivo cumplido

Por otra parte, Osvaldo Fernández manifestó a esta Agencia que “anoche se llevó a cabo una asamblea en Arroyo Verde y en los próximos días habrá otras para ver cómo seguimos”.

“Ayer estuvimos analizando lo sucedido el fin de semana pasado, la situación actual y las medidas a implementar a futuro”, precisó.

En este sentido, Fernández afirmó que “la protesta del fin de semana pasado en la ruta 135 formó parte del plan de lucha y cumplió con el objetivo real y de fondo que nos habíamos propuesto, que era reinstalar el tema en los medios”.

“La lucha va a continuar y seguiremos adelante con nuestro objetivo, que es lograr que Botnia se vaya de la Cuenca del Río Uruguay”, aseveró.

Comentá la nota